Ir directamente al contenido
Consigue tus regalos por compras superiores a 60 euros
Iniciar sesión
Crear cuenta
¿Olvidaste tu contraseña?
Registrarse
Iniciar sesión
Este campo es obligatorio
Restablecer tu contraseña
Te enviaremos un correo electrónico para restablecer tu contraseña
Lactancia y alimentación del bebé
|
7 de diciembre de 2022

¿Por qué utilizar el cojín de lactancia? Todos sus beneficios

¿Cómo se usa el cojín de lactancia? ¿Por qué es importante utilizarlo? ¿En qué posiciones se puede utilizar? Hablamos de ello con Valentina De Pietro, matrona especializada en la lactancia materna, nos dará algunos consejos prácticos para iniciar tu viaje en la lactancia. 

Cojín de lactancia, por qué usarlo 

El momento de las tomas es un momento íntimo entre la mamá y el bebé, y como tal se necesita paz y comodidad para ambos. 

El cojín de lactancia es precisamente un soporte para la mayor comodidad de ambos, ayudando a la correcta posición.

Reduce la tensión en el cuello, los hombros y la espalda, y puede utilizarse desde las primeras horas después del parto para que haya un contacto directo piel con piel con total relax y con menos tensión para la mamá, que necesitará varios días para recuperarse del parto.

El bebé debe colocarse vientre con vientre con la mamá, con la oreja, el hombro y la cadera alineados entre sí y el centro de la boca en dirección al pezón.

Con el cojín de lactancia es posible utilizar diferentes posiciones, te contamos cuáles. Las posiciones  son de gran importancia y ayuda, ayuda a producir más leche materna, evita la congestión y ayuda al bebé a mantenerse más activo durante la alimentación.

Los beneficios del cojín de lactancia 

Las ventajas de utilizar un cojín de lactancia son muchas, más de las que crees. Veamos juntos los más importantes. 

1) Ayuda a la mamá a mantener la postura correcta 

Gracias a su forma anatómica, permite mantener una postura correcta durante la lactancia, reduciendo los dolores musculares y evitando posturas incorrectas

Alivia la tensión muscular en los brazos, los hombros y el cuello, así como la presión abdominal, lo que es especialmente relevante en el caso de las cesáreas. 

2) Previene el riesgo de plagiocefalia 

Durante la alimentación, el cojín previene el síndrome de Cabeza Plana (Plagiocefalia Posicional) al evitar que el cráneo se apoye demasiado en el brazo de la mamá, que es demasiado rígido y su cabecita que aún maleable. 

3) Mantiene al bebé en la posición correcta

Para el bebé, la alimentación debe ser un momento agradable y relajante, poder tener el contacto adecuado con el pecho de la mamá y sentirse cómodo y a gusto lo hará aún más agradable, y favorecerá una correcta digestión.

4) También es de gran ayuda para quienes no dan el pecho

Los cojines de lactancia  también son un gran soporte para los bebés alimentados con biberón. Colocando al bebé hacia la mamá y con la cabeza apoyada en el borde más alto, será más fácil evitar las regurgitaciones posteriores a la lactancia. 

Además, permiten a mamá y papá adoptar una postura correcta para aliviar el peso sobre los hombros, los brazos y la espalda y reduciendo los dolores musculares. 

Las otras funciones del cojín de lactancia 

La almohada puede utilizarse no sólo para el momento de la alimentación, sino que también resulta de gran ayuda en otros momentos importantes de la vida y el crecimiento del bebé. Veamos cuáles son. 

Relax posterior a las tomas y mucho más 

Después de la toma Koala Hug Baby se convierte en un lugar cómodo donde el bebé puede relajarse con la cabecita ligeramente levantada para facilitar la digestión y evitar las regurgitaciones.  

A los bebés les encanta relajarse y que les den un masaje o simplemente estar en los brazos de mamá y papá. Utiliza la almohada de lactancia para sostener el peso del bebé, para que no sienta la tensión y el cansancio en de tus brazos. 

Tummy time

El Tummy Time es la primera y la más importante gimnasia que se le propone al bebé.

¿De qué se trata?

Es lúdico, divertido y un gran momento de crecimiento para los más pequeños. Les ayuda a fortalecer los músculos del cuello, la espalda y los hombros. 

Tummy Time significa el tiempo que se pasa boca abajo cuando está despierto y supervisado por los padres. En esta posición aprenden poco a poco a apoyar la cabeza, el cuello y la espalda mientras desarrollan el tono y la coordinación motriz. 

Los bebés deben dormir boca arriba en posición supina, el único momento para la posición boca abajo es para jugar y siempre supervisado por los adultos. 

Se puede iniciar esta actividad desde los primeros días, colocando al bebé boca abajo sobre un soporte duro como un cojín de lactancia. A medida que pasan las primeras semanas de vida, esta actividad también puede realizarse dos o tres veces al día.

Aprender a sentarse 

El bebé comienza a aprender a sentarse alrededor de los 5 meses, alrededor de los 7 meses será capaz de hacerlo de forma independiente.

El cojín de lactancia puede servir de apoyo para que el bebé aprenda a mantener la espalda erguida y la cabeza levantada. 

Invitar al bebé a sentarse en un soporte como Koala Hug Baby le ayudará a confiar pronto en su cuerpo y a adquirir el equilibrio de forma autónoma hasta que pueda sentarse sin apoyos. 

Este hito suele producirse a los 8 meses. Ser capaz de sentarse de forma independiente es un gran momento de crecimiento, significa indicios de gateo y un mundo por descubrir. 

Posiciones de lactancia con el cojín 

Empecemos por el principio, ¿cómo se usa el cojín? 

La almohada debe colocarse bajo el pecho de la madre y alrededor de su espalda. El peso del bebé bajará la posición del soporte, por lo que la posición de la almohada debe ajustarse según el físico de la mamá o el papá y el peso del bebé. La posición correcta de la almohada es importante para que el apoyo sea útil y no suponga una carga para los hombros y la espalda. 

¿Qué posiciones se pueden utilizar con la almohada?

 Cuna

El bebé está tumbado horizontalmente sobre el cojín de lactancia, y por lo tanto está a la altura del pecho de la mamá, de modo que ambos están frente a la barriga del otro.

Cuna lateral

Se trata de la posición de cuna con una variación: el brazo que sostiene al bebé es el opuesto al pecho que del que está haciendo la toma.

Pelota de Rugby 

El bebé se coloca en la almohada y se coloca de lado. Su cuerpo es horizontal, pero su vientre está en contacto con el lado de la mamá y sus pies están en dirección a su espalda.

Posición Koala 

El niño se coloca a horcajadas sobre la almohada, con la espalda y la cabeza erguidas. Esta posición es más fácil con niños mayores que ya están sentados en posición vertical.

Para más consejos de Valentina y para una lactancia serena No te pierdas los próximos artículos. Hablará de cómo hacer un agarre correctamente del bebé al pecho, cómo reconocer las señales de hambre y mucho más. 



Valentina De Pietro, matrona y asesora de lactancia 

Profesional especializada, acompaña a la mamá desde el embarazo hasta el parto, con consejos y cursos sobre el pre-parto, la lactancia y el destete.

Tu próxima lectura