Ir directamente al contenido
🎁 Añade tus productos favoritos al carrito y recibe fantásticos regalos!
Iniciar sesión
Crear cuenta
¿Olvidaste tu contraseña?
Registrarse
Iniciar sesión
Este campo es obligatorio
Restablecer tu contraseña
Te enviaremos un correo electrónico para restablecer tu contraseña
pregnancy belly
|
22 de noviembre de 2023

El tamaño de la barriguita durante el embarazo: ¿de qué depende?

Miras a tu alrededor y lo que ves son varias barrigas mucho más grandes que la tuya, o mucho más pequeñas. A lo mejor incluso hay gente que te lo dice, "¡madre mía qué barriga más grande tienes" o "¿de qué mes estás? Pero si no se te nota". Ni que decir tiene que empiezas a preguntarte si todo va bien… 

¡Claro que sí! Porque el tamaño de la barriguita varía mucho de una mujer a otra. Lo importante es que el bebé crezca regularmente, y eso tan solo lo dice el ginecólogo en las revisiones. 

¿Cuáles son los factores que influyen en el tamaño de la barriga durante el embarazo? ¡te los contamos!  

Las causas de la barriguita pequeña en el embarazo

El tamaño de la barriga de una futura mamá es muy diferente de una a otra porque depende de la formación física, es decir, el peso, la altura, si entrena a menudo... pero también depende del número de embarazos que ya haya tenido.  

Por lo tanto, es imposible definir una talla estándar para todo el mundo. Cada barriga crece a su manera, igual que cada embarazo es diferente. 

Si tu barriguita es, por tanto, "pequeña", puede ser por:  

  • Es tu primer embarazo 

Si es la primera vez, el vientre tarda más en notarse y tiende a permanecer más pequeño que en un segundo o tercer embarazo. Esto se debe a que el útero y la musculatura están más "tensos". 

  • Eres alta 

Si tienes un torso largo, tu útero tendrá más espacio en altura para expandirse y tu vientre tendrá menos necesidad de expandirse hacia fuera. 

  • Si eres deportista 

Si practicas deporte con regularidad, tus abdominales son más "fuertes" y no se estirarán tan fácilmente como los que son menos deportistas. 

Las causas de la barriguita grande en el embarazo

Como decíamos, es imposible definir una talla estándar para todos los vientres, porque dependen de la formación física de la futura mamá. También influye mucho si se trata del primer embarazo o no. 

Si tu barriga es, más grande que otras, o en comparación con tu embarazo anterior, puede ser por: 

  • No es tu primer embarazo 

Si los músculos ya se han estirado por un embarazo anterior, tenderán a ser menos resistentes y, en consecuencia, la barriga se notará mucho antes. 

  • Eres pequeñita 

En una mujer bajita, el vientre parecerá más grande en las últimas fases del embarazo porque el bebé tendrá menos espacio disponible verticalmente. 

  • El deporte no es tu punto fuerte 

Las mujeres que practican mucho deporte tienen una musculatura abdominal más tonificada que resistirá más el crecimiento del vientre, por lo tanto, siempre parecerá más pequeña. 

El embarazo mes a mes

¿Cuándo empieza a notarse la barriguita? ¿En qué mes crece más? ¿Seguirá creciendo hasta el final? Las respuestas a todas tus preguntas. 

La barriguita en el segundo mes

Es posible que en las primeras semanas aún no seas consciente de que estás embarazada y no notes nada. Tu vientre visualmente no ha cambiado o, al menos, no de forma perceptible. 
Puede que te sientas un poco hinchada, que tengas dolores, que te apetezca ropa más holgada y menos ceñida... sin embargo, estas sensaciones son muy parecidas a la llegada de la regla. 

El vientre en el tercer mes

Nadie más lo notará, pero es posible que veas un pequeño bultito por encima del pubis. Si te apetece llevar ropa más holgada de lo habitual, escúchate. Es importante que la futura mamá se sienta cómoda desde el principio. 

La barriguita en el cuarto mes

En este mes comienza el crecimiento visible del vientre, sobre todo si es tu segundo embarazo. 

Al principio se desarrollará en la parte baja del ombligo. Sólo más tarde empezará a crecer también hacia arriba. 

Barriga embarazo en el quinto mes

A partir de este mes, ocultar la barriga es más difícil, porque empezará a crecer notablemente, desarrollándose también hacia arriba. 

En el sexto mes

El vientre sigue creciendo hacia arriba. Esto provoca una sensación de dificultad para respirar, sobre todo a la hora de agacharse, y empeora la digestión, ya que el estómago queda aplastado. 

Barriga del séptimo mes de embarazo

Para la mayoría de las mamás, éste es el momento de la "explosión", la barriga crece de repente mucho más deprisa. 

Se produce un cambio de postura y de ritmo por el peso y el crecimiento de la barriguita. 

Por eso es un buen momento para empezar a usar una fajita de embarazo que te ayudará a soportar mejor el peso y aliviar la zona lumbar para que puedas caminar y moverte sin sentirte tan pesada. 

El vientre en el octavo mes

Durante el octavo mes se produce una ralentización en el desarrollo del útero, el vientre sigue creciendo, pero no de forma tan llamativa como en el séptimo mes. 

Si continuas usando el coche tanto para ir al trabajo o te gusta mantener tu independencia al volante, te recomendamos el adaptador para cinturón de conducción  para que pueda seguir conduciendo tranquilamente. 

¿Cómo funciona? 
Sujeta la parte inferior del cinturón de seguridad bajo el vientre para estar más cómoda y protegida. Es importante destacar que no altera en absoluto el funcionamiento normal del cinturón de seguridad. 

La barriguita en el último mes

En el noveno mes la barriguita debería “bajar”, liberando tu respiración y tu digestión. El bebé, de hecho, se canaliza hacia abajo, preparándose para nacer (pero cuidado, esto no significa que vaya a nacer inmediatamente, ¡puede tardar unas semanas!). 

Esto no ocurre en todos los casos, por ejemplo, si el bebé viene de nalgas. O si se ha planificado una cesárea, puede que el bebé no consiga canalizarse a tiempo, de hecho, esta es una de las razones por las que en estos casos no se espera hasta la semana 40, sino que se interviene en la 37, la operación es más fácil si el bebé aún no se ha canalizado. 

En resumen, sea cual sea el tamaño de tu barriga comparándola con las demás, ¡no tienes de que preocuparte! No significa en absoluto que tu bebé no esté bien. Simplemente, es que cada mamá y cada barriguita es diferente.  

Tu próxima lectura