Ir directamente al contenido

Envío gratuito para pedidos superiores a €25

Iniciar sesión
Crear cuenta
¿Olvidaste tu contraseña?
Registrarse
Iniciar sesión
Este campo es obligatorio
Restablecer tu contraseña
Te enviaremos un correo electrónico para restablecer tu contraseña
¡Adiós al peso de la barriguita!

Gracias a Koala Belly Band, la faja para embarazadas para vivir el día a día con ligereza.

Lactancia y alimentación del bebé
|
10 de agosto de 2022

¿Cuánto come un recién nacido? En este artículo tenemos la respuesta a todas sus preguntas. 

Todos los padres se lo preguntan lo mismo: ¿cuánto debe comer un recién nacido en los primeros meses de vida? Ya sea leche materna o de fórmula, te explicamos cómo calcular la cantidad adecuada para tu bebé. Con una premisa fundamental: que cada bebé es único y ninguna regla matemática puede aplicarse a todos exactamente de la misma manera.  

Cuánto debe comer un bebé que solo toma leche materna 

Los recién nacidos no necesitan grandes cantidades de leche. Su estómago es todavía muy pequeño, es aún más pequeño que una nuez. A medida que va creciendo, su necesidad de leche aumentará, pero se regulará alimentándose durante más tiempo o con más frecuencia.  

Los bebés tienen una notable capacidad de autorregulación: deja el pequeño te indique que tiene hambre (más adelante veremos cómo), y cuando deje el pecho o se duerma significará que está lleno. En resumen, confía en él. Este es el modelo de lactancia a demanda.  

A medida que su demanda aumenta, tu cuerpo también incrementará la producción de leche de forma totalmente natural.  

¿Cuántas tomas debe hacer un recién nacido al día?  

El número de tomas a lo largo del día varía de 8 a 12. La distancia entre cada una puede ser de unas dos horas y media a cuatro.  

Cuando las tomas son muy frecuentes y cercanas entre sí, el primer temor que tenemos es que la producción de leche sea baja y que, por tanto, el bebé tenga hambre y no pueda saciarse, pero no es así necesariamente.  

Para un recién nacido, agarrarse al pecho suele tener el mismo valor que ser cogido en brazos o abrazado, es decir, responde a su necesidad primaria de contacto, que le da una sensación de protección y seguridad.  

Si el bebé pide el pecho cada hora y media, no te alarmes. Puede que simplemente esté pidiendo contacto. Por supuesto, hay que informar al pediatra, que es el único que podrá evaluar si el bebé está creciendo lo suficiente.   

También hay algunas señales claras para saber si el bebé está lleno o no. En general, podemos decir que si el bebé es capaz de mostrar estas señales, no tenemos que preocuparnos si pasan hasta cinco horas antes de que pida que lo alimenten de nuevo.   

Por lo tanto, si está durmiendo, no lo despiertes para alimentarlo. Se despertará cuando sienta la necesidad de alimentarse.  

Evidentemente, se trata de pautas generales que deben relacionarse específicamente con el propio bebé, ya que cada uno es único en todos los sentidos: si, por ejemplo, el bebé aún no es capaz de distinguir cuándo tiene hambre y tiende a dormir durante mucho tiempo, puede ser una buena idea despertarle cada tres horas para alimentarlo.  

También hay que tener en cuenta que el número de tomas diarias no siempre se mantiene constante, sino que, varían, puede aumentar o disminuir en función del periodo que atraviesa el bebé.  

Por ejemplo, si está dando un estirón, pedirá más leche.  

O, cuando hace más calor, puede necesitar hidratarse más y, por tanto, aumentar su demanda para favorecer la ingesta de "primera leche", que es menos grasa y quita la sed.   

Lo importante es tener confianza en su capacidad para determinar la cantidad de comida que necesita. 

¿Cuánto debe comer un lactante por toma?

Es muy difícil determinar realmente la cantidad de leche que toma el bebé en una toma. Hace tiempo se utilizaba la doble pesada, es decir, pesar al bebé antes de alimentarlo y después. Pero esto es ahora una práctica desaconsejable, que no sirve para nada más que para inquietar a los padres.  

De hecho, no existe ninguna norma que establezca la cantidad de leche que debe tomar el bebé cada vez que es amamantado. La producción de leche materna responde naturalmente a las necesidades y demandas del bebé.   

¿Cómo saber si el bebé está lleno?  

Para saber si el bebé ha comido lo suficiente, puedes basarte en algunas pistas sencillas:   

  • deja de alimentarse  
  • se separa del pecho o del biberón y deja de mostrar interés  
  • duerme o tiende a dormirse.  

¿Cuánto debe comer un bebé con leche de fórmula?  

El pediatra suele dar indicaciones sobre la cantidad de leche que hay que dar al bebé en cada comida. En el primer mes es de unos 110-120 ml por comida y luego va aumentando mes a mes. 

Sin embargo, esta fórmula es flexible, porque en realidad es el bebé quien decide cuántos biberones al día necesita según sus necesidades. 

Hay que tener en cuenta que los bebés alimentados con leche artificial suelen necesitar alimentarse con menos frecuencia que los que toman leche materna, porque la leche artificial tarda más en digerirse.  

¿Un bebé alimentado con biberón tiene la misma capacidad de autorregulación?  

Un bebé alimentado con biberón (incluso cuando la leche es exprimida con un sacaleches) tiene menos capacidad de autorregulación que cuando está unido al pecho de la madre.   

Esto se debe a que el modo de succión es diferente y menos controlado, porque la intervención del adulto a través del biberón es mayor. También influye la composición de la propia leche.  

Cómo calcular la cantidad que debe comer un bebé 

Los pediatras utilizan una fórmula matemática para calcular la cantidad de leche que debe tomar un bebé en el transcurso de 24 horas.  

Se parte del peso del bebé en gramos, se divide por 10 y se añade 250 al resultado. Pongamos un ejemplo práctico: digamos que tu bebé pesa 4 kg, en gramos 4000. Dividiendo por 10 tenemos 400, a los que hay que sumar 250. Así que en un día debe tomar un total de 650 g de leche.   

¿Con qué frecuencia come un bebé de 1 mes?  

En la primera semana de vida se comienza con 10 ml por comida, aumentando la dosis en 10 ml por día. Después de la primera semana, se mantienen unos 100 ml por toma, que deben ser seis en un día.  

¿Con qué frecuencia come un bebé de 2 meses? 

En el segundo mes se reduce a cinco comidas al día de unos 110/120 ml de leche.  

¿Con qué frecuencia come un bebé de 3 meses? 

En el tercer mes se aumentará la cantidad de leche a 140/150 ml mientras se mantiene el número de comidas.

Cómo saber si está creciendo bien  

Muchos padres caen en el bucle de pesar constantemente al bebé para comprobar que está creciendo bien. En realidad, se puede saber si el bebé está comiendo y creciendo correctamente por estos factores: 

  • Es feliz y activo  
  • Está ganando peso constantemente  
  • Se alimenta unas ocho veces al día  
  • Moja y ensucia regularmente el pañal  

Por el contrario, si no parece estar contento, llora constantemente, está irritable incluso después de comer y no moja ni ensucia bien el pañal, entonces algo va mal y es conveniente consultar a tiempo al pediatra.  

 

Un bebé debe crecer entre 150 y 200 g por semana en los tres primeros meses de vida, pero esto no se aplica a todos los bebés ni a todas las semanas. Puede ocurrir que en una semana el pequeño aumente sólo 100 g, y en la siguiente 200 g.   

Además, hay bebés más pequeños, como los prematuros, que crecen más lentamente que otros. Lo importante es que su peso aumente de forma constante.  

Y que sean curiosos, activos y felices. Estas son las mejores señales de que están comiendo lo suficiente.  

La conclusión es que no hay que preocuparse demasiado por la cantidad de leche que toma el bebé, ni si pasan 4 horas en lugar de 3 entre las tomas. Lo importante es que el bebé esté sacio después de comer, esté tranquilo y crezca con regularidad.  

 

La información de este sitio es puramente informativa y no sustituye en ningún caso la formulación de un diagnóstico o la prescripción de un tratamiento por parte de un médico. Le recomendamos que siempre busque el consejo de su médico de cabecera y/o de los especialistas.  

Tu próxima lectura