Ir directamente al contenido
Consigue tus regalos por compras superiores a 60 euros
Iniciar sesión
Crear cuenta
¿Olvidaste tu contraseña?
Registrarse
Iniciar sesión
Este campo es obligatorio
Restablecer tu contraseña
Te enviaremos un correo electrónico para restablecer tu contraseña
Salud del bebé
|
21 de abril de 2022

¿Cuánto peso debe tomar un recién nacido?

¿Está comiendo lo suficiente? ¿Está ganando suficiente peso? Estas son dos de las preguntas que más se hacen las madres primerizas, sobre todo las que dan el pecho, ya que no pueden saber con exactitud la cantidad de leche que toma su bebé en cada toma. Sigue leyendo para saber si tu bebé está creciendo bien. 

El peso del recién nacido: referencias básicas

Nuestro punto de referencia para el crecimiento de nuestros hijos, como para su salud- es el pediatra. Solo Él o ella podrá decirte si tu bebé está creciendo con regularidad y si debes o no complementar la lactancia materna.  

De hecho, no todos los niños crecen de la misma manera y, por lo tanto, hay que tener en cuenta varios factores, que el pediatra, gracias a su experiencia y conocimiento del niño, sabrá considerar mejor. 

Sin embargo, existen algunas directrices sobre el crecimiento infantil a las que podemos remitirnos, elaboradas a partir de estadísticas internacionales, en particular las de la Organización Mundial de la Salud

Según datos estadísticos, el aumento de peso medio de un recién nacido sano es del 33% en las primeras seis semanas, del 25% en las semanas de la siete a la doce y del 20% en las semanas de la doce a la dieciocho. En los siguientes párrafos veremos esto con más detalle. 

Cuánto peso debe ganar un recién nacido al día

Pesar a tu bebé a diario no te servirá de nada, salvo para preocuparte innecesariamente. De hecho, los bebés no engordan todos los días y  su crecimiento varía de una semana a otra. 

Ten en cuenta que en la primera semana de vida el bebé pierde peso, debido al estrés del parto y a las primeras pérdidas de líquidos: heces, orina, sudor, pero también el propio acto de respirar.  

Cuánto peso debe ganar un recién nacido por semana

El aumento de peso semanal tampoco es un método óptimo para medir el crecimiento del bebé, porque el aumento de peso puede variar de una semana a otra, incluso con grandes fluctuaciones. Por ejemplo, en una semana el bebé puede ganar 80 gramos, y la siguiente 200 gramos. 

También es importante saber a qué semana nos referimos, porque, como hemos visto, durante las dos primeras semanas el peso del bebé sufre un descenso fisiológico.  

Cuánto peso debe ganar un recién nacido al mes

En los primeros meses de vida, el bebé crece rápidamente. La cantidad de peso que gane realmente depende de varios factores, como el peso que tenía al nacer. 

No debes alarmarte si tu bebé crece o pesa menos que otro. Cada bebé tiene su propio ritmo. Lo que es realmente importante es que siga creciendo regularmente de semana en semana. La cantidad depende de cada niño.  

Según las tablas de crecimiento de la OMS, en los tres primeros meses de vida un bebé puede aumentar su peso de 400 a 800 g al mes. A partir de los 3 meses, los niños comienzan a reducir su ritmo de crecimiento. 

En los primeros meses puede ocurrir que tu bebé aumente repentinamente la demanda de lactancia, por lo que la frecuencia de las tomas aumenta exponencialmente. No te alarmes: esto no significa que tu leche no sea lo suficientemente nutritiva. Se trata de un comportamiento fisiológico que sirve para aumentar la producción de leche materna para compensar lo que se denomina brotes de crecimiento en el recién nacido. Después de uno o dos días, la lactancia materna retomará su ritmo normal. 

Cuánto debe pesar un niño al año

Como hemos dicho, el peso real depende del niño y del peso que tenía al nacer. Habrá bebés que pesen 8 kg y otros que pesen 12 kg. En ambos casos se trata de un peso adecuado. 

Como orientación podemos considerar que el peso del recién nacido debe ser aproximadamente tres veces el peso inicial.  

¿Cuándo hay que preocuparse?

El peso es el principal indicador del buen crecimiento y del estado nutricional del niño. Sin embargo, esto no significa que el bebé tenga que ser gordito para estar sano. Como hemos dicho, lo importante es que el crecimiento del niño sea regular y progresivo. 

Estas son las señales de que algo va mal: 

  • El aumento de peso del bebé es inferior a 100 g por semana o 400 g por mes 
  • El peso a los 15 días es inferior al del nacimiento 
  • El bebé orina menos de 6 veces al día, tiene un olor penetrante y un color amarillo oscuro y sus heces son duras y secas. 

 

Como siempre, si tiene alguna duda, debe comunicárselo al médico. 

 

El peso no es el único indicador del crecimiento; en cada visita el pediatra, además de pesar al bebé, mide su longitud y su perímetro cefálico, evaluando el desarrollo del bebé según unas tablas de referencia que incluyen todos estos factores. Aunque su hijo se encuentre en el percentil más bajo, lo importante es que crezca con normalidad. ¡No todos los bebés son comilones!