Ir directamente al contenido
Consigue tus regalos por compras superiores a 60 euros
Iniciar sesión
Crear cuenta
¿Olvidaste tu contraseña?
Registrarse
Iniciar sesión
Este campo es obligatorio
Restablecer tu contraseña
Te enviaremos un correo electrónico para restablecer tu contraseña
Criar a un niño
|
29 de junio de 2022

Fulares para el porteo: tipos y consejos sobre cuál elegir y cómo usarlos

Llevar a tu bebé en un fular tiene muchos beneficios para ti y para el pequeño. Te permite tener las manos libres, les calma en un instante, satisface su necesidad de contacto, imprescindible para que crezcan seguros de sí mismos, ayuda a su desarrollo físico... Pero ¿cómo elegir el portabebés adecuado entre la multitud de tipos que existen? Lee nuestra guía.

Portear a los recién nacidos: ¿cuántos siglos tiene la práctica del porteo? 

El porteo tiene una historia que ha atravesado todos los siglos y todas las culturas, para poder trasladarse con los recién nacidos cómodamente y para tenerlos cerquita mientras se aseguraban su propia supervivencia.   

En Europa, cayó en desuso con la llegada del carrito y el estilo de desprendimiento de la maternidad, donde eran las nodrizas las encargadas de criar a los pequeños, y tener al niño en brazos significaba mimarlo. 

Ahora se ha vuelto a difundir por sus numerosos beneficios, tanto para el bebé como para la mamá y el papá. Por poner algunos ejemplos: refuerza el vínculo entre el bebé y sus padres, ayuda a prevenir el aplanamiento de la cabeza y estimula sus capacidades cognitivas porque le expone a estímulos externos. 

¿Cuáles son los mejores soportes para portear? ¿Por dónde empezar? Aquí encontrarás una breve y práctica guía para quienes se acercan al mundo del porteo por primera vez. 

Tipos de fulares para el porteo 

En África se utilizan telas de algodón de algo menos de dos metros de largo y llevan a los bebés en la espalda, sin nudo, desde que nacen. En China encontramos el Mei Tai, en Japón el Onbuhimo, en México el Rebozo. ¿Y en Europa? 

Los soportes para llevar al bebé se dividen, en primer lugar, en dos macro categorías: 

  • Soportes no estructurados: bandas o telas "libres", que se llevan mediante anudados. Las bandas elásticas o rígidas pertenecen a esta categoría. 
  • Soportes estructurados: son bandas o telas que son más fáciles de colocar, porque ya tienen una forma preconstituida. Se anudan previamente, con anillas o llevan un arnés. Las mochilas, los fulares con anillas y los Mei Tai pertenecen a esta categoría. 

Fular elástico  

El fular elástico es un rectángulo largo de tela, normalmente de algodón o jersey con trazas de spandex o elastano para hacerlo elástico.  

Este tipo de tejido le da al fular la suavidad perfecta para un recién nacido, lo sostiene mejor y lo envuelve tan cómodamente que le recuerda el entorno uterino al que estaba acostumbrado. 

La longitud de las bandas elásticas son de unos 5 metros, un tamaño adecuado para todas las complexiones, tanto para la mamá como para el papá.  

El fular elástico se puede utilizar generalmente hasta los 10 kg del bebé, ya que con un peso superior el tejido tiende a ceder y a no sujetar bien al bebé. 

Fular rígido 

El fular rígido puede ser de algodón, cáñamo u otros tejidos, pero no elásticos. Esto le permite ser más versátil, ya que puede ajustarse para soportar el peso del niño hasta los 2-3 años. 

Para los bebés recién nacidos o prematuros, el fular elástico al ser más ajustado, es más adecuado. 

El fular rígido, además de ser menos manejables, no son universales; hay que elegir la talla adecuada según el tamaño del cuerpo. 

Fulares con anillas 

Los fulares con anillas tienen dos anillas de metal colocadas en un extremo del tejido. Para colocar al niño, hay que pasar el otro extremo de tela por el interior de las anillas, siguiendo las instrucciones del fabricante y ajustando las tiras para elegir el ajuste y la longitud. 

Es especialmente adecuado para llevar al niño en la cadera, aunque en este caso su peso se descarga sobre un hombro, por lo que no es adecuado para un uso prolongado.  

No se recomienda hasta los 3 meses porque el bebé está menos pegado al cuerpo de los padres. 

La mochila 

Se trata de un soporte para llevar al bebé preconfigurado con tirantes, respaldo y arnés, por lo que es más fácil de usar, ya que no necesita anudados.  

Es fundamental elegir un modelo ergonómico que permita ajustar la altura y la anchura según la complexión del niño y que tenga un respaldo adecuado para soportar bien su peso. 

Se recomienda a partir de los 4 meses de edad porque es menos ajustado que el portabebés. 

Mei Tai 

Es un portabebés híbrido de origen oriental, a medias entre un fular portabebés y una mochila: tiene la estructura de un portabebés, pero está hecho completamente de tela, sin bandas ni anillas  

En términos de comodidad, se acerca a un fular rígido, pero es mucho más fácil colocar, porque simplemente se desliza y se cruzan las dos bandas de tela por detrás de la espalda y luego por debajo de las piernecitas del bebé. 

¿Qué fular elegir para un bebé? 

Después de este repaso por las diferentes bandas, es probable que ya hallas encontrado el que más te conviene. Pero si todavía tienes dudas o tienes que hacer un regalo a una mamá primeriza y quieres elegir el perfecto, haremos todo lo posible para ayudarte. 

Te recomendamos que empieces a llevar a tu bebé con un fular elástico, que es ideal para bebés muy pequeños, como los recién nacidos o los prematuros. Este tipo de soporte envuelve y sostiene al recién nacido de forma óptima, es suave y cómodo para él, que está acostumbrado a la contención que tenía en la barriguita. 

Koala Cuddle Wrap es el envoltorio ideal para los amantes del porteo o para aquellos que quieran probar los diferentes anudados, que acompañan al bebé a medida que crece, desde la posición corazón-corazón, adecuada durante las primeras semanas, hasta la posición en la cadera y, finalmente, la posición en la espalda, ideal para niños más grandes. 

Si, por el contrario, es tu primera experiencia y la idea de las anudados te asusta un poco (o crees que puede asustar al papá del bebé), tenemos el fular portabebés perfecto para el porteo, se llama Koala Cuddle Band ¡y se lleva como una camiseta! 

Al ser un portabebés preanudado, es tan fácil de poner que cualquiera puede hacerlo en pocos segundos. 

Cuando el bebé es mayor y pesa demasiado para el fular elástico, puedes cambiar al fular rígido o a la mochila.