Ir directamente al contenido
Consigue tus regalos por compras superiores a 60 euros
Iniciar sesión
Crear cuenta
¿Olvidaste tu contraseña?
Registrarse
Iniciar sesión
Este campo es obligatorio
Restablecer tu contraseña
Te enviaremos un correo electrónico para restablecer tu contraseña
Criar a un niño
|
31 de marzo de 2022

Despertares nocturnos del bebé, causa y consejos

¿Cuál es la mejor manera de gestionar los despertares frecuentes de los bebés? Claudia Denti, fundadora de Genitore Informato y creadora del método Happy Sleep nos lo cuenta en el artículo de hoy. Este problema es muy común y sentido por los padres, que por obvias razones se encuentran cansados y estresados al vivir en un estado de privación del sueño más o menos continuo. 

Uno de los problemas más frecuentes de los padres son los despertares nocturnos del pequeño. 

En el artículo de hoy os contamos uno de los problemas más comunes de los padres primerizos, los despertares nocturnos. No solo son un problema común, si no que también es uno de los más habituales, ya que los constantes despertares durante los primeros meses de vida llevan a los padres a un estado de privación de sueño mas o menos marcado con todas las consecuencias que conlleva. 

Los despertares tan solo un hecho natural, (ya que los recién nacidos aún no han desarrollado un ritmo de sueño y vigilia) y lo debemos aceptar y aprender a convivir. 

Esto no significa que tengas que sufrir, de hecho, ha día de hoy hay formas de afrontar la situación y hoy veremos algunas de ellas. 

¿Cuáles son las causas por las que los bebés se despiertan continuamente por la noche? 

Como hemos dicho anteriormente, despertarse por la noche es algo perfectamente natural y fisiológico. También nos pasa a nosotros adultos, que no nos pasamos toda la noche durmiendo, sino que nos movemos por las diversas fases del sueño de manera natural, incluso a veces pasamos parte de la noche despiertos y al día siguiente no nos acordamos. 

En los bebés la situación es mas compleja, hay que tener en cuenta que los primeros nueve meses de vida los ha pasado sin una verdadera alternancia entre el día y la noche, sin tener que respirar, sin tener verdaderas sensaciones táctiles e inmerso en sonidos apagados procedentes del exterior del vientre. 

La llegada al mundo ha traído consigo el cambio en muchos hábitos, precisamente en un momento de gran crecimiento y de transformación como son los primeros meses de vida. 

El ritmo circadiano del bebé aún no está completamente desarrollado y, sobre todo, el bebé tiene una necesidad constante de ser alimentado, todos estos factores tienen cierta influencia en los frecuentes despertares nocturnos. 

Los despertares nocturnos ya sean para alimentase o por cualquier otro motivo forman parte de las consecuencias naturales de ser un bebé, por lo tanto, nos tenemos que hacer a la idea de despertarnos casi cada hora, al menos durante el primer periodo y del relativo cansancio que conlleva. 

Esto no quiere decir que pasaremos las noches en vela, al contrario, podemos crear condiciones optimas para que el pequeño duerma lo más tranquilo posible

Una parte importante de la gestión del sueño de un bebé son las rutinas que establecemos en nuestra vida diaria y en nuestra gestión con la estimulación del bebé. 

También nosotros adultos, estamos influenciados por muchos factores, como la temperatura, la exposición a la luz azul, la calidad del colchón, lo que hemos comido por la noche… ante todo esto los bebés son mucho más sensibles que nosotros. 

¿Cómo afrontar los despertares nocturnos del bebé? 

¿Cómo podemos gestionar mejor los despertares frecuentes del bebé? 

Además de prestar atención a la alimentación de bebé, hay una serie de factores predominantes que hay que tener en cuenta para gestionar mejor este periodo. 

En primer lugar, hay que conocer las medidas para un sueño seguro, los primeros meses son bastante críticos, ya que durante estos meses debemos crear un hábito adecuado que luego poco a poco mejorara la calidad del sueño de todos, permitiendo al pequeño hacer tramos más largos. 

Es fundamental cuidar los hábitos previos al sueño, al igual que en los adultos, la manera en la que nos preparamos para ir a dormir tiene una consecuencia directa en la calidad del propio sueño. 

Es importante establecer hábitos que hagan que el niño se sienta seguro y que permitan a su cuerpo reconocer cuando puede relajarse y dormirse. 

Es normal, que los padres al estar agotados busquen soluciones que funcionen inmediatamente porque no pueden más… coger al bebé en brazos, cantarle nanas o usar cualquier otro método para que se duerma, son soluciones “provisionales” que no resuelven el problema, al contrario, si estas “soluciones” se convierten en hábitos se transforman en aún más presión para los padres y en malos hábitos para el pequeño.  

El método Happy Sleep 

Entonces, ¿cómo gestionamos los despertares nocturnos de forma correcta? 

El método Happy Sleep, Informed Parent ofrece soluciones a estos problemas, planes para crear rutinas saludables y constantes que permita tanto a los padres como a los niños a dormir mejor desde el primer momento, son una serie de consejos prácticos para el sueño seguro e instrucciones sencillas para entender cómo funciona el sueño en los niños y en los adultos. 

  • Crear un entorno previo al sueño 
  • Crear rutinas para irse a la cama y dormir que sean consistentes y útiles a largo plazo. 
  • Ayudar al niño a construir su autonomía para conciliar el sueño y evitar soluciones provisionales 
  • Respetar la fisiología del sueño y aceptar que algunos despertares son necesarios y naturales 
  • Recuerda que la forma en la que reaccionamos a estos despertares influye en la evolución del sueño de todos. 

¿Es fácil? Depende de la situación, hay casos muy críticos que deben comunicarse al pediatra, pero normalmente con un poco de trabajo, constancia y planificación, el sueño puede manejarse bien en poco tiempo. 

 

Nuestro consejo es que te prepares con antelación para aprender a lidiar con las dificultades relacionadas con el sueño, porque cuando llega el bebé estarás en medio de un huracán en el que es más difícil entender que hacer. 

 

Claudia Denti, educadora y fundadora de Informed Parenting

Licenciada en Ciencias de la Educación, ha sido educadora de referencia en varias guarderías en Milán. Es la fundadora y líder de Genitore Informato, una comunidad de padres que ahora tiene mas de 70.000 visitas diarias y un sitio web con alrededor de 1 millón de visitas al año. Ha creado el método Happy Sleep para ayudar a los padres a controlar el sueño de su bebé, junto a otras guías y cursos para ayudarlos a estar tranquilos y criar a niños felices.