Ir directamente al contenido

Envío gratuito para pedidos superiores a 45 € en España

Iniciar sesión
Crear cuenta
¿Olvidaste tu contraseña?
Registrarse
Iniciar sesión
Este campo es obligatorio
Restablecer tu contraseña
Te enviaremos un correo electrónico para restablecer tu contraseña
Koala Black Weeks

¡No te pierdas los descuentos más altos del año! Hasta el 20% en toda la web.

Alimentación durante el embarazo
|
22 de septiembre de 2021

5 consejos para afrontar los ataques de hambre durante el embarazo

Cuando hablamos de hambre y de embarazo, se pueden cometer dos tipos de errores: comer de todo y sin freno porque "tenemos que comer por dos", o luchar contra el hambre, a costa de privarnos y controlar todo lo que comemos para no engordar demasiado.  

  

Lo que se debería hacer en realidad, es mantener un equilibrio entre ambos: los médicos controlan nuestra dieta, porque el exceso de azúcar es perjudicial para la salud de la mamá y del bebé.  

  

Esto no significa que cuando tengas hambre debas ignorarlo. La regla básica cuando se espera un bebé es escuchar a tu cuerpo. Si tu cuerpo te dice que tienes hambre, tienes que comer.   

  

No se trata de la cantidad, sino la calidad de lo que se come.  

  

¿Cómo controlar los ataques de hambre durante el embarazo con una dieta saludable?  

 

La alimentación durante el embarazo: ¿qué comer y qué no?  

  

Comer sano durante el embarazo es más importante que nunca, tanto para la salud de la mami como la del bebé.  

  

Lo importante es llevar una dieta equilibrada, que incluya mucha fruta y verdura en el día a día, pero también proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables.  

  

La carne blanca es preferible a la roja porque es más ligera y fácil de digerir. Se puede comer todo tipo de pescado. Los azúcares deben consumirse en pequeñas dosis, así que ¡no te excedas con los dulces! 

  

Como ya sabrás, algunos alimentos como: los huevos crudos, el pescado y la carne cruda, los quesos no pasteurizados.  

Deben evitarse porque pueden causar toxoplasmosis y salmonelosis. 

Para obtener una lista completa de lo que se debe comer durante el embarazo y lo que no se debe comer, dale un vistazo a este artículo:  la alimentación durante el embarazo: pautas y alimentos que se deben evitar. 

 

El hambre durante embarazo y los “antojos” 

  

Los ataques de hambre son muy comunes durante embarazo. Pero ¿realmente es hambre o más bien son antojos?  

  

Muy a menudo, las mujeres embarazadas experimentan un cambio en el sentido del gusto. Algunas desarrollan una preferencia por el dulce, otras en cambio por lo salado. Algunos alimentos que nos gustaban antes ahora ya no los aceptamos.  

  

También hay que sumar un componente emocional en este cambio, y es que toda mamá inevitablemente tiene miedos y ansiedades ante la nueva situación. Preocupación por la salud del bebé, el trabajo y el cambio radical de sus hábitos.   

  

Los antojos, quizás, surgen por eso. Porque necesitamos saciar la ansiedad, con alimentos que satisfagan nuestro centro de placer. Los dulces y los hidratos de carbono son los principales protagonistas, ya que nos proporcionan una sensación de bienestar.  

  

¿Cómo lidiar el hambre y los antojos sin caer en tentación de la comida poco saludable? Te lo contamos en los siguientes párrafos.  

 

Cómo combatir el hambre durante el embarazo: 5 consejos prácticos 

  

Controlar los ataques de hambre durante el embarazo, tiene que ver más con qué comer que con cuánto comer. Te dejamos 5 consejos que te ayudarán a controlar el hambre y a evitar la tentación de caer en los alimentos poco saludables.  

  

1. Realiza entre 5 y 6 comidas al día  

  

Para no sufrir ataques de hambre, hay que hacer varias comidas al día. Lo ideal es intercalar las tres comidas principales (desayuno, comida y cena) con dos tentempiés, uno a media mañana y otro a media tarde.  

  

Como tentempiés saludables podemos elegir: fruta, frutos secos, yogur y cereales.  

  

2. Comer alimentos ligeros y saludables  

  

En general, es mucho mejor hacer más comidas ligeras, que menos pero más pesadas, con porciones excesivas de grasas y azúcares. 

  

Es importante consumir una cantidad adecuada de proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables, mientras que las frutas y las verduras pueden comerse en grandes cantidades, y de esta manera podemos engañar al estómago porque nos hace sentirnos saciadas. 

 

Durante el embarazo es importante hacer comidas ligeras, sobre todo en los últimos meses, cuando la digestión se ralentiza y la sensación de reflujo aumenta. Dormir puede ser mucho más difícil si estamos muy llenas. 

 

3. Beber al menos dos litros de agua al día  

  

Beber al menos dos litros de agua al día tiene varios beneficios para el organismo: ayuda a mantener una presión arterial normal, favorece la regularidad intestinal y ayuda a mantener la temperatura corporal.  

  

En nuestro caso, además de una cuestión de bienestar, también es útil, nos hace sentirnos más llenas, camuflando el hambre. 

  

4. Haz un buen desayuno 

  

Comienza el día con un buen desayuno, con este truco sentirás menos hambre durante el día. Debe ser completo, para que nos aporte la energía necesaria, nada de café rápido. Podrás tomar leche, yogur, galletas, frutos secos y cereales.  

  

5. Llena la nevera de alimentos saludables  

  

Calmar el hambre con patatas fritas y dulces es fácil si estos no están en casa. El mejor remedio es no comprarlos, ¡para no caer en la tentación!  

  

Llena la nevera de alimentos saludables, como frutas y verduras. 

 

Ataques de hambre nocturnos: ¿cómo evitarlos?  

  

Hacer intervalos cortos entre comidas reduce el riesgo de sufrir ataques de hambre.  

 El hambre que se sufre por la noche, a la hora irse a dormir es la peor de todas. Los ataques nocturnos son los mas temidos por las mamás porque al estar cansadas son los más difíciles de controlar. 

  

Algunos alimentos pueden ayudarnos a dormir bien, evitando que nos despertemos de la cama con hambre. Se trata de alimentos que contienen triptófano, un aminoácido que estimula la producción de serotonina, lo podemos encontrar en: los plátanos, los mangos, las legumbres, los frutos secos y el cacao amargo.  

  

Otra forma de dormir bien a pesar de la barriga y de los dolores de espalda relacionados con el embarazo es con nuestra almohada Koala Hugs, que te permite mantener una posición correcta durante toda la noche y proporciona un gran alivio en la espalda. 

 

¿Es normal no tener hambre durante el embarazo?  

 

Crees que tienes el problema contrario ya que sientes que tienes menos apetito desde que estas embaraza, y esto te generas dudas. Estas viviendo el momento con cierta aprensión, porque sabes que no es un buen momento para comer menos ya que tu pequeño necesita crecer… 

Pero esto no tiene porque preocuparte, ni hacerte pasar un mal momento. Porque tu cuerpo esta experimentando importantes cambios físicos. La causante de la falta de apetito es una hormona, la hCG, que sólo está presente en nuestra sangre durante los meses de embarazo. 

  

Por no hablar de las náuseas, el estreñimiento, los gases intestinales y el ardor de estómago que suelen padecer las mamis mientras esperan a su bebé.  

  

Hay algunos alimentos que pueden ayudarte a mantener las náuseas a raya. Nuestro consejo es que comas ligero y en pequeñas cantidades varias veces al día para que no te quedes sin energía.  

  

La mejor dieta que puedes llevar durante el embarazo está muy cerca a la dieta saludable que deberíamos llevar siempre. ¿Cuál de los 5 consejos para controlar los ataques de hambre te ha parecido más útil?   

 

La información contenida en el Página web tiene únicamente fines informativos y no sustituye de ninguna manera, la realización de un diagnóstico o la prescripción de un tratamiento por parte de un médico.Te recomendamos buscar siempre el consejo de tu médico de cabecera y/o de tus especialistas.

Productos vistos en este artículo
Descubra los productos para disfrutar mejor de su embarazo y los primeros meses de su bebé.