Maternidad

La pérdida de cabello durante la lactancia y embarazo, ¿cómo ponerle solución?

Salud capilar durante el embarazo y la caída del cabello durante la lactancia: ¡aquí tienes todo lo que necesitas saber para afrontar este fenómeno y salir airosa!

donna cura i capelli

La caída del cabello durante la lactancia y el embarazo es un problema que preocupa mucho a las mujeres. En realidad, si estás en estado podrías encontrarte en la situación opuesta, ¡es más probable que tu cabello esté brillante y sano! La caída del cabello en el posparto es muy común y algo completamente natural.  

Por otro lado, si lo piensas bien, el pelo es simplemente un indicador de nuestro estado de salud y se vuelve más denso o fino según lo que le suceda a nuestro cuerpo… con lo cual, ¡sería muy raro si no vieras ningún cambio durante el período de gestación!  

Pero veamos cómo cambia nuestro cabello, antes y después de la llegada de un bebé. 

La salud capilar durante el embarazo 

Si le temes a que se te caiga el pelo, durante el embarazo puedes estar tranquila, ya que la mayoría de las mujeres experimentan el efecto contrario. Es muy probable que tu cabello luzca más brillante y denso. 

Esto sucede porque las etapas de la vida del cabello están influenciadas por hormonas, en particular por el estrógeno, que tu cuerpo libera en abundancia durante el embarazo, y por la prostaciclina, producida por la placenta. Estas dos sustancias prolongan la fase “anágena”, que es aquella en la que se forma y crece el cabello, haciéndolo más brillante, robusto y voluminoso. 

Algunas futuras mamás sienten el cabello grasoso durante el embarazo, este fenómeno generalmente se limita durante los primeros meses. Si este es tu caso, no estreses tu piel con demasiados lavados o champús agresivos y escoge siempre productos más naturales. 

¿Y qué hacer en cambio con las canas? Es mejor evitar los tintes que contengan amoniaco y, si de verdad sientes que no puedes resistirte, opta por un champú colorante. Durante el embarazo siempre es recomendable consultar a un experto – ginecólogo, médico de cabecera o farmacéutico – antes de utilizar cualquier tipo de producto. 

Nos gustaría tranquilizarte y decirte que la caída del cabello durante el embarazo es menos común que el dolor de espalda o el hinchazón de manos y pies, pero puede pasar. Si es tu caso, no te preocupes, ya que los remedios son los mismos que adoptarías durante la lactancia… ¡y te los revelamos dentro de nada! 

donna mani nei capelli

La pérdida de cabello durante la lactancia: todo lo que debes saber 

Durante la lactancia, la caída del cabello es mucho más frecuente que durante el embarazo. De hecho, ¡podemos decir que casi siempre ocurre! Incluso si la caída del pelo está asociada con la lactancia porque los períodos coinciden, en realidad es algo relacionado con las alteraciones hormonales posparto (tanto es así que se define científicamente como “efluvio telógeno posparto“). 

A medida que el estrógeno y la prostaciclina vuelven a los niveles normales, la producción de prolactina y testosterona aumenta en el posparto- especialmente si amamantas. Todo esto afecta a la fase “Telógena”, que es la última etapa de la vida del cabello antes de que se caiga. Normalmente perdemos unos 100 pelos al día, pero durante los primeros meses después de dar a luz la cantidad aumenta ya que, el pelo que creció de manera anormal durante el embarazo se te tiene que caer. La caída del pelo en el post- parto es un proceso natural al que le sumamos factores como la fatiga y el estrés que genera ser madre. 

A parte de la caída del pelo, el aspecto general del cabello suele empeorar después del parto, notarás el pelo más grasoso, quebradizo y quizás notarás un poco de caspa. Es debido a la testosterona, que estimula el funcionamiento de las glándulas encargadas de regular el sebo. 

Sin embargo, nada de esto debería preocuparte, ya que son problemillas que en casi todos los casos remiten por sí solos. ¿Cuándo? ¿Y qué hacer mientras tanto? Aquí están todas las respuestas que estás buscando. 

¿Me puedo teñir si estoy dando el pecho? 

Muchas madres se hacen esta pregunta, exasperadas porque después de 9 meses de espera tienen más canas que nunca. Si eres una de ellas, lamentamos decepcionarte, durante la lactancia lo mejor es evitar no solo el tinte, sino también los tratamientos agresivos como la permanente. 

Las sustancias utilizadas en estos procedimientos (amoníaco, níquel, resorcinol, etc.) son nocivas y, aunque sean pequeñas cantidades, el recién nacido podría ingerirlas a través de la leche materna. Sin mencionar el hecho de que, si eres alérgica, podrían causar reacciones anormales en tu cuerpo que aún lucha con el posparto.  

Si no aguantas verte con canas, durante la lactancia puedes elegir tintes naturales como la henna, o tintes sin amoníaco. Eso sí, ten cuidado, deja que tu farmacéutico o herbolario de confianza te recomiende un producto que no contenga ningún aditivo de riesgo. 

¿Existe algún suplemento para el pelo que pueda tomar durante la lactancia? 

Aunque normalmente es fisiológico, la caída del cabello durante la lactancia, o en todo caso en el posparto, también puede ser síntoma de una deficiencia nutricional. Si crees que este puede ser tu caso, no busques soluciones sola y consulta a tu médico de cabecera.  

Te hará las pruebas necesarias y te prescribirá suplementos que te puedan ir bien, probablemente a base de sales minerales, como la sílice o el zinc, o vitaminas, como la B8 (la llamada biotina). 

¿Cuánto dura la pérdida de cabello por lactancia? 

Tal y como decíamos antes, la caída del cabello durante la lactancia es una condición temporal. Ve su pico en los primeros tres meses después de dar a luz, luego se resuelve espontáneamente y no suele tardar más de un año como máximo. 

Si continúa, la sugerencia que te damos es que te pongas en contacto con el médico, quien probablemente te recetará un control de los valores hormonales en sangre. 

Lo que mejor funciona contra la pérdida del pelo en la lactancia 

Son muchos los remedios que puedes utilizar para combatir la caída del cabello durante la lactancia: ninguno será 100% determinante, dadas las causas orgánicas del fenómeno, pero te ayudarán a limitar los daños. 

Esto es lo que puedes hacer: 

  • consumir alimentos ricos en vitaminas (frutas y verduras), sales minerales (frutos secos, legumbres, carne, lácteos, huevos), ácidos grasos (aceite de oliva virgen extra, pescado azul) y antioxidantes (cúrcuma, jengibre, frutos rojos); 
  • lávate el pelo con productos delicados y déjalo secar al aire, sin secador ni plancha; 
  • no te lo laves con demasiada frecuencia y no lo lleves recogido con peinados apretados; 
  • hazte mascarillas de aceite de ricino, distribuyéndolo sobre la piel y dejándolo actuar toda la noche; 
  • masajea tu cuero cabelludo unos diez minutos al día, para estimular la microcirculación. 

Evita tomar suplementos de cualquier tipo sin antes consultar con el médico o farmacéutico, estás en un período delicado, ¡es mejor no arriesgarse!  

Ahora que la caída del cabello durante la lactancia ya no tiene más secretos para ti, seguro que afrontarás todo el embarazo mucho más serena y preparada para embarcarte en la aventura de la maternidad de la mejor manera 

¡Koala Babycare te desea todo lo mejor!

Ve al artículo siguiente