Ir directamente al contenido
Consigue tus regalos por compras superiores a 60 euros
Iniciar sesión
Crear cuenta
¿Olvidaste tu contraseña?
Registrarse
Iniciar sesión
Este campo es obligatorio
Restablecer tu contraseña
Te enviaremos un correo electrónico para restablecer tu contraseña
24-28 de noviembre Descuentos de hasta el 20%

Compra los packs de Koala y ahorra

Salud de las mujeres embarazadas y de las nuevas mamás
|
29 de diciembre de 2021

Causas y remedios para las piernas hinchadas durante el embarazo

Querida mamá ¿sientes las piernas hinchadas, pesadas, dolorosas y quizás incluso con hormigueo? No te preocupes, esta es una queja común durante el tercer trimestre de embarazo. 

La hinchazón de las piernas, así como la de las manos y los pies, se debe a los cambios que experimenta nuestro cuerpo cuando esperamos un bebé: el flujo sanguíneo aumenta un 20% para alimentar al bebé. Además, los riñones filtran menos eficazmente las proteínas y las sales a través de la orina, lo que contribuye a la hinchazón de la parte inferior del cuerpo.

¿Cuáles son los remedios para aliviar las piernas hinchadas? En los siguientes párrafos te lo contamos.

El dolor muscular en las piernas durante el embarazo

Durante el embarazo puedes experimentar dolores musculares, no sólo en las piernas, sino también en el resto del cuerpo: en las articulaciones, los pies, la zona pélvica, la espalda.

Las causas radican en los cambios físicos que experimenta nuestro cuerpo: el aumento de peso y de barriga y la mayor retención de líquidos provocan una mayor presión sobre los nervios y las articulaciones. Además, el centro de gravedad cambia debido al desplazamiento de los órganos internos para hacer sitio al vientre.

Por todas estas razones, puede experimentar dolor y a veces incluso calambres. Aconsejamos beber mucha agua y consumir alimentos ricos en potasio como el limón, los plátanos, los melones, la sandía, la ensalada y el queso parmesano.

Las causas de las piernas hinchadas en el embarazo

Alrededor del 70% de las futuras madres experimentan hinchazón de piernas, varices y retención de líquidos. Las causas son de origen hormonal y vascular. 

  • Algunas hormonas, como los estrógenos y la progesterona, se producen en mayor cantidad durante el embarazo. Esto sirve para preparar el cuerpo para el parto, y al almacenar más líquido en el cuerpo, los tejidos se vuelven más blandos y las articulaciones más elásticas. Sin embargo, los líquidos también tienden a acumularse en las extremidades periféricas.
  • Además, a medida que avanza la gestación, el componente líquido de la sangre (plasma) aumenta en relación con el componente proteico.
  • Los vasos sanguíneos se dilatan para facilitar el paso de los fluidos de la sangre a los tejidos circundantes.
  • El peso del útero aumenta a medida que el feto crece, apretando las venas y dificultando el flujo de sangre desde las extremidades hasta el corazón.

Esta combinación de causas provoca la hinchazón de las piernas, las manos y los pies, especialmente en el último trimestre del embarazo. La hinchazón es más notable en los meses de verano, ya que el calor dilata los vasos sanguíneos y empeora la circulación.  

12 Remedios para aliviar las piernas hinchadas en el embarazo

Hay algunos factores que pueden influir en la hinchazón durante el embarazo, como la dieta y la actividad física. También hay algunos remedios sencillos que pueden ayudarte a encontrar alivio a la sensación de pesadez. Te dejamos una lista de ellos.

  1. Vigila el consumo de sodio, tratando de utilizar la menor cantidad de sal posible en tus alimentos.
  2. Estar sentada durante largos periodos de tiempo en la misma posición, como el trabajo en una oficina, favorece la acumulación de líquidos en los pies, los tobillos y las piernas. Intenta levantarte y estirar las piernas de vez en cuando.
  3. Por otro lado, permanecer inmóvil en la misma posición no es bueno para la circulación de las piernas. Si no puedes evitarlo, intenta hacer una pausa de vez en cuando y sentarte.
  4. El potasio es un elemento muy importante durante el embarazo. Debes tratar de obtenerlo a través de tu dieta, consumiendo alimentos como boniatos, plátanos, verduras de hoja verde, salmón, yogur.
  5. Bebe al menos dos litros de agua al día.
  6. Cuando descanses, coloca una almohada debajo de las piernas para mantenerlas elevadas. También puedes utilizar tu Koala Hugs para esta función.
  7. Camina todos los días, lejos de las horas de más calor y sin excederte.
  8. Si hace mucho calor y tienes la suerte de tener el mar cerca, no hay nada mejor que pasear por el agua salada.
  9. Un poco de actividad física, obviamente moderada e indicada en el embarazo, tan sólo puede hacerte bien. Lo mejor es la natación, el aqua-aerobic y un buen paseo.
  10. Hay una serie de ejercicios específicos para mejorar la circulación sanguínea, por ejemplo, círculos en los tobillos y elevaciones alternas de dedos y talones.
  11. Mantener una dieta saludable, baja en azúcares y grasas, es muy importante para la salud de la madre y del niño, y también ayuda a sentir las piernas menos hinchadas.
  12. Masajea tus piernas con aceite esencial de cítricos para activar la circulación. Favorece la eliminación del exceso de líquidos y ayuda a sentir las piernas más ligeras.

Piernas hinchadas en el embarazo: ¿cuándo preocuparse?

Sentir la hinchazón en la parte inferior del cuerpo es una queja bastante común durante el embarazo, es molesta pero no preocupante. 

A menos que aparezca junto con otros síntomas, que deberían actuar como señales de alerta. Pueden ser: presión arterial alta, hinchazón de una pierna o de una zona de la pierna, hinchazón de las manos, hinchazón que aparece de repente, confusión, alteración de la visión, dolor de cabeza. 

Estos síntomas pueden indicar un problema de salud grave. Por lo tanto, debe ponerse en contacto inmediatamente con su médico.

 

Aunque en la mayoría de los casos la hinchazón de las piernas durante el embarazo no es nada preocupante, sigue siendo una molestia que nos hace sentirnos incómodas con nosotras mismas. 

Por eso hemos te recomendamos algunos remedios que pueden ayudar a aliviar la hinchazón. ¡Verás que poniéndolos en práctica te beneficiará!

Tu próxima lectura