MaternidadRecién nacidos

El ruido blanco en los bebés: cómo hacer que tu bebé descanse mejor

El ruido blanco en bebés, ¿qué es y para qué sirve? ¿Cómo se genera? ¿Está aconsejado siempre o tienen alguna contraindicación? ¡Descubre todas las respuestas!

neonato dorme

Hay niños que tienen dificultad para conciliar el sueño, sobre todo durante los primeros meses de vida. Pero algunos sonidos parecen calmarlos casi inexplicablemente: el ruido blanco tiene en los recién nacidos una especie de efecto mágico, los relaja y hace que caigan en un sueño reparador. 

Pero ¿cómo funciona exactamente y por qué se llama ruido o sonido blanco? ¿Cómo generarlo y dónde encontrarlo? ¿Tiene sólo efectos positivos o debe utilizarse tomando precauciones? Para encontrar respuestas a todas tus preguntas, ¡sigue leyendo! 

El ruido blanco en bebés recién nacidos: definición y efectos en el sueño 

El ruido blanco se define como “un tipo de ruido especial caracterizado por la ausencia de periodicidad en el tiempo y por una amplitud constante en todo el espectro de frecuencias” (fuente: Wikipedia). Traducido en palabras pobres, el ruido blanco es la suma de todas las frecuencias perceptibles por nuestro sistema auditivo.  

¿Por qué se llama ruido blanco? Es debido a la analogía con la luz blanca, que representa el resultado de la unión de todos los colores visibles. Si la luz blanca no es un color, entonces podríamos decir que el ruido blanco no es un sonido. 

Esta característica hace que sea una base – es decir, que lo percibamos con nuestro oído – y un escudo contra los ruidos del exterior, que se pierden y dejan de molestar. 

neonato dorme supino

El ruido blanco para dormir a un bebé  

¿Conoces a esas personas que, cuando viajan en avión, se duermen inmediatamente después del despegue? En la mayoría de los casos, ocurre debido al zumbido de fondo, podríamos decir que el zumbido es un sonido blanco. 

Pues eso mismo; el ruido blanco tiene exactamente el mismo efecto en los recién nacidos. Por sus características físicas, estos sonidos tienen un efecto calmante en los bebés, disminuyen la percepción del dolor y les ayudan a conciliar el sueño. No les sucede a todos, pero, para el deleite de mamá y de papá, con muchos bebés funciona.  

Los profesionales de la UCIN (Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales) se dieron cuenta de que este fenómeno existía. Vieron que ocurría en su unidad, ya que era un ambiente donde los bebés luchaban por descansar adecuadamente, debido al ruido continuo que les rodeaba y probablemente también por el dolor que a menudo sentían. 

Un estudio realizado en Londres en 1990 – ahora algo anticuado, pero cuyos resultados son aún válidos– mostró que el 80% de los recién nacidos que escucharon ruidos blancos se durmieron en 5 minutos (en comparación con el 25%, que no los escucharon). 

En cuanto al por qué ocurre, hay varias hipótesis: 

  • como ya hemos dicho, los ruidos blancos absorben y enmascaran los sonidos externos que pueden dificultar la conciliación del sueño; 
  • su frecuencia se sincroniza bien con la de las ondas cerebrales durante el sueño profundo; 
  • son sonidos que recuerdan a los que el bebé percibía cuando estaba en el vientre de su madre y que, al ser familiares, lo calman. 

Por la razón que sea, el ruido blanco resulta ser un excelente aliado en el sueño del bebé. ¿Cómo se generaN? 

El ruido blanco, qué es y dónde se encuentra  

El ruido blanco en bebés no es nada raro ni es difícil de encontrar. Al contrario, los más habituales los puedes generar fácilmente en casa gracias a… ¡los electrodomésticos! 

El secador de pelo es el ruido blanco más conocido, pero el mismo efecto lo puede tener la aspiradora, el extractor de la cocina, un ventilador o un canal de la tele sin retransmisiones. 

Algunos sonidos naturales también se acercan mucho a los blancos; es el caso del rugido de la lluvia, el fluir de un arroyo o el rompimiento de las olas. 

Si quieres intentar que tu bebé duerma con ruido blanco, te sugerimos que comiences con los ruidos “caseros”. Si luego notas que funciona y prefieres algo más tecnológico, puedes continuar con: 

  • Un generador de ruido blanco, que es un dispositivo similar a una radio que se coloca cerca de la cuna del recién nacido para difundir suaves sonidos blancos en el ambiente; 
  • deos de ruido blanco en Youtube, donde los hay de todo tipo y de todas las duraciones (pero, como veremos en breve, es mejor evitar los que duran toda la noche). Un buen ejemplo es esta canción de cuna con ruido blanco, que combina una música placentera con ruido blanco que entra gradualmente para que el bebé duerma tranquilo; 
  • Páginas web son en inglés, pero se entiende todo, el contenido está dispuesto de manera muy intuitiva – desde las cuales descargar MP3 de ruido blanco para que los bebés siempre los tengan disponibles, como babysleepsite.com; 
  • Aplicaciones para el smartphone o tablet, especialmente diseñadas para que los bebés se relajen y se duerman con este tipo de frecuencia, como la app Ruido Blanco para Bebés – que incluye sonidos naturales y de latidos del corazón – o Sonido para que el bebé duerma – que también funciona sin conexión y tiene la opción del temporizador de apagado.  

Cuando sepas qué sonidos usar, veamos cómo hacerlo de la mejor manera para no correr el riesgo de causar efectos negativos no deseados. 

3 Reglas para dormir a los bebés con ruido blanco 

El ruido blanco es útil para hacer que los bebés se relajen y se duerman, es cierto, pero como con todas las cosas no es bueno abusar. Por eso, aquí te damos 3 simples reglas para aprovecharlo al máximo sin que suponga un riesgo para el bebé: 

  1. El dispositivo que emite el ruido, debe estar colocado lejos del bebé. 
  2. Mantén el volumen bajo, por debajo de 20 decibeles, para no dañar el oído del bebé. 
  3. Detener el ruido blanco en cuanto el bebé se duerma: no debe ser un fondo constante durante el tiempo que dure el sueño, de lo contrario se corre el riesgo de interferir en su calidad, provocando que el bebé se despierte mucho y causar posibles problemas físicos. 

Además de esto, ten en cuenta que es bueno que el uso de ruido blanco para dormir no se convierta en un hábito. Puedes probarlo con tu hijo, pero solo úsalo de vez en cuando y no siempre que vaya a dormir. Nuestro consejo es utilizarlo, por ejemplo, la primera vez que intentes que duerma solo en la cuna, quizás acompañado a una de nuestras almohadas. 

En resumidas cuentas, el ruido blanco para bebés, ¡y también para adultos! – puede ser útil para calmarse en momentos de nerviosismo y para conciliar el sueño cuando dormir resulte difícil. Sin embargo, como ocurre con todas las cosas, no hay que abusar  y seguir pequeñas precauciones para asegurarse de que un aliado no se convierta en enemigo del bienestar. 

 Ahora que conoces toda esta información, estamos seguros de que el descanso de tu pequeño será más reparador¡y quizás el tuyo también! 

Ve al artículo siguiente