Ir directamente al contenido

Envío gratuito para pedidos superiores a €25

Iniciar sesión
Crear cuenta
¿Olvidaste tu contraseña?
Registrarse
Iniciar sesión
Este campo es obligatorio
Restablecer tu contraseña
Te enviaremos un correo electrónico para restablecer tu contraseña
¡Abróchate el cinturón!

Ahora existe Koala Driving Belt ¡el cinturón de seguridad para embarazadas!

Juguetes para bebés y niños
|
9 de marzo de 2022

Juegos para bebés: 7 actividades para estimular el desarrollo de 0 a 12 meses

¡Jugar es algo más que divertirse! Ayuda a tu hijo a crecer y a desarrollar su inteligencia y sus habilidades motoras. Por eso es importante estimularles con las actividades adecuadas a su edad. Sigue leyendo para descubrir los mejores juguetes para bebés de 0 a 12 meses. 

Cómo estimular a un bebé con juegos sencillos y divertidos 

La importancia del juego para estimular el desarrollo cognitivo del niño se conoce desde hace tiempo. Sabemos que los tres primeros años de vida son cruciales para la evolución de cerca del 80% de las conexiones neuronales.  

"El cerebro del niño está diseñado para aprender jugando. Cuando jugamos con un niño, éste entra en modo de aprendizaje: todos sus sentidos se centran en la actividad. A través del juego, los niños son capaces de pensar y actuar con una inteligencia y una madurez superiores a su edad, porque el juego expande la mente como ninguna otra actividad puede hacerlo", escribe Álvaro Bilbao en su libro El cerebro de los niños explicado a los padres

Hoy nos centramos en los juegos adecuados para bebés de hasta un año. ¡Son actividades muy sencillas y divertidas para hacer con tu bebé! 

Juguetes para bebés de 0 a 3 meses 

Tu bebé no tardará en demostrar que tiene mucha curiosidad por el mundo que le rodea. La exploración comienza enseguida, desde el primer mes. 

Todavía no sabe utilizar los dedos para agarrar objetos y no ve bien los colores, por lo que le atraen los objetos de colores vivos. Le gustan sobre todo si hacen ruido o se mueven. 

Luego puedes proporcionarle juguetes blandos con los que pueda experimentar a coger y sostener. También hay juguetes sensoriales, que hacen ruido al apretarlos y ayudarán a tu hijo con la estimulación auditiva y táctil.  

No pueden faltar los sonajeros, verás cómo se le iluminan los ojitos para ver de donde viene ese nuevo ruido. 

Como ya hemos dicho antes, a los niños pequeños les encanta ver objetos en movimiento, por lo que les encantan los móviles con animales de colores que giran sobre la cuna o la colchoneta. 

Otra idea sencilla para hacer más divertida la hora del tummy time es colocar un espejo delante del bebé y jugar con su reflejo. El bebé intentará levantar la cabeza para mirarse. 

Cómo hacer juegos para niños: 5 actividades de 3 a 12 meses 

Los juegos que encontrarás a continuación ayudarán a tu hijo a desarrollar ciertas habilidades esenciales para su crecimiento, habilidades visuales, lingüísticas, motoras, cognitivas y de orientación espacial.  

1. Hacerles seguir un objeto con los ojos 

Un juego muy sencillo para estimular la capacidad visual y motriz de tu bebé es hacer que siga el movimiento de un objeto con los ojos

Coge un juguete que atraiga su atención, como un sonajero, y muévelo delante de él de arriba a abajo y de izquierda a derecha. Verás que también moverá sus manitas para intentar cogerlo. 

2. Una conversación con sonido de bebé 

Se trata de un juego muy sencillo pero muy eficaz para la estimulación lingüística de los bebés. 

Escucha atentamente los sonidos que hace tu hijo y repite con él exactamente los mismos sonidos, creando una especie de conversación. Añade gradualmente nuevas vocalizaciones para que tu hijo pueda repetirlas. Si quieres, también puedes hacer una canción con ella. 

3. El juego de Cucú-Tras 

Se trata de una reinterpretación del juego tradicional del cucú tras, en el que la madre se esconde detrás de sus propias manos. En lugar de la madre, se esconderán los juguetes del los juguetes del niño bajo una manta o una tela, para reaparecer en el famoso “cucú-tras". 

Hacer desaparecer los objetos ayuda al niño a comprender el concepto de permanencia de los objetos (si no puedo ver algo, no significa que no exista). 

4. El móvil 

El móvil de la cuna o de la colchoneta es importante para estimular los sensores ópticos del bebé y para que experimente los primeros movimientos hacia algo

A la hora de elegir el móvil, debes tener siempre en cuenta que los niños de tan pequeños tienen todavía una capacidad visual limitada: sólo pueden distinguir entre contrastes de colores fuertes, como el blanco y el negro o el rojo y el amarillo o el azul y el amarillo. Además, no pueden ver los objetos lejanos, por lo que el móvil debe colocarse siempre a un máximo de 45 cm de sus caritas. 

Toca o agita suavemente los juguetes del carrusel para que se balanceen y llamen su atención. Los mirará con fascinación e intentará acercarse para verlos y tocarlos. 

5. La alfombra de juegos para bebés 

La alfombra de juego es un elemento esencial para el bebé: es el espacio seguro y cómodo desde el que el recién nacido comienza su exploración del mundo. Aquí es donde empezarán a jugar, a moverse y a divertirse. 

Hay muchos tipos de alfombras de juego para bebés, pero suelen estar hechas con inserciones de diferentes texturas y colores para estimular sus capacidades táctiles y sensoriales. Demos un vistazo a los más populares. 

  • El gimnasio: es una alfombra con una serie de juguetes y elementos adicionales como espejos, marionetas y sonajeros. Suele estar rematada con arcos donde se pueden colgar los juguetes del bebé. 
  • Alfombras de actividades: hay bolsillos y lazos donde puedes colocar los juguetes de tu pequeño, para que tenga diferentes estímulos además de los que hay en la alfombra, que suelen ser dibujos, números, formas. 
  • Alfombras de rompecabezas: están hechas de piezas de rompecabezas blandas que encajan entre sí. Normalmente hay una letra o un número dentro de cada pieza que el niño puede sacar y volver a meter. 

6. El juego de la construcción de bolas 

Si te gusta probar suerte con el bricolaje, también te resultará divertido este juego Montessori. Consigue 5 ovillos de material irrompible, como tela o espuma, y cúbrelos con hilos de colores, como los de bordar o los de lana, para que cada uno sea de un color brillante diferente. Cuélgalos con un hilo en una varilla.  

El resultado será una especie de carrusel de bricolaje, con el que el bebé puede aprender la diferencia de tamaño y color y entender el movimiento observando las oscilaciones de las bolas en su cuerda. 

7. La caja de cartón para encajar 

Este juego es ideal cuando el niño ha aprendido a agarrar objetos y es capaz de sentarse sin ayuda.  

Consigue una caja de cartón sencilla y haz agujeros regulares en un lado, como círculos o cuadrados, de diferentes tamaños. El niño debe intentar meter sus juguetes dentro de la caja, aprendiendo así qué cada juguete cabe en una abertura de cierto tamaño y no en otra más pequeña o más grande 

 

Alrededor de los 7 u 8 meses, se pueden introducir en los niños juegos más complejos, como los de manipulación y los de causa-efecto. Descubre más leyendo el artículo escrito por Chiara Dellatomasina y Elisa Riboni, ¡expertas en el desarrollo cognitivo de los niños! 

  

La información contenida en el Sitio tiene únicamente fines informativos y no sustituye en modo alguno la realización de un diagnóstico o la prescripción de un tratamiento por parte de un médico. Te recomendamos que busques siempre el consejo de tu médico tratante y/o de los especialistas.  

Tu próxima lectura