Preguntas más frecuentes

Koala Perfect Head

¿Por qué conviene usar las almohadas Koala Perfect Head?

Koala Perfect Head está destinada a ayudar   prevenir y a tratar- si ya está presente- la plagiocefalia posicional, también conocida como aplanamiento. Es un trastorno infantil cada vez más común, según estudios de la Academia Estadounidense de Pediatría, hasta el 48% de los recién nacidos la padece. Esta anomalía se ha extendido aún más, ya que según las pautas de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y su campaña “Back to Sleep”, se aconseja que los bebés descansen solo en posición supina (tumbados boca arriba) para contrarrestar el riesgo de SMSL.

Esto provoca que la cabeza del bebé (siendo muy moldeable y frágil en los primeros meses) pueda aplanarse como consecuencia de la presión constante del cráneo sobre una superficie plana.

Para mayor seguridad y en línea con las pautas de la OMS, recomendamos usar Koala Perfect Head bajo la supervisión de un adulto durante los primeros 6 meses de vida, o hasta que el bebé sepa darse la vuelta solo.

Gracias a su estructura y a sus materiales, escogidos con suma atención.

Nuestras almohadas son de espuma viscoelástica BASF alemana al 100%.

Este material permite que las presiones que ejerce la cabecita del bebé se dispersen por toda la superficie de la almohada, evitando aplastamientos y presiones localizadas, que están entre los principales culpables de la aparición de la plagiocefalia posicional.

Claro que sí. ¡Prevenir es mucho más fácil y eficaz que curar! (o tratar, en este caso).

Podréis compaginar la compra de Koala Perfect Head a las precauciones necesarias para la prevención de la plagiocefalia inmediatamente, como, por ejemplo, hacer Tummy Time, portear al bebé y colocarlo correctamente, ya desde los primeros meses.

La espuma viscoelástica de la que está hecha la almohada ayudará a que la cabeza del bebé se desarrolle correctamente, neutralizando las presiones localizadas y permitiendo una correcta dispersión de éstas por toda la superficie de la almohada.

Desde el 1992, las directrices oficiales de la OMS recomiendan que los bebés descansen solo en posición supina y en cunas sin almohadas acolchadas para contrarrestar el aumento de las muertes en cuna (SMSL).

De hecho, dichas pautas han tenido el éxito esperado, reduciendo significativamente los casos de SMSL nada más entraron en vigor.

Sin embargo, al mismo tiempo, dado que la cabeza del bebé es muy moldeable en los primeros meses de vida, estar en posición supina durante mucho tiempo sobre una superficie plana, puede provocar el aplanamiento del cráneo (también llamado plagiocefalia posicional).

Estudios científicos demuestran que esta patología puede conducir no solo a problemas estéticos, sino en los casos más graves, también al desarrollo cognitivo y /o motor del niño.

La línea Koala Perfect Head ha sido diseñada siguiendo estas pautas y, con la supervisión de expertos y profesionales, la hemos ideado para que sea lo más segura posible. Tanto es así que Koala Babycare fue la única empresa invitada a la conferencia de plagiocefalia celebrada en el Hospital Gemelli de Roma en 2018.

Las almohadas de la línea Perfect Head se pueden usar desde que nace el bebé, siempre que se haga un uso consciente y responsable de ellas.

Para una máxima seguridad, recomendamos el uso de las almohadas Koala Perfect Head bajo la supervisión de un adulto durante los primeros 6 meses de vida del bebé o hasta que el bebé pueda darse la vuelta solito.

Claro, las almohadas Koala Perfect Head tienen:

  • El diseño patentado
  • El marcado CE
  • Están registradas como dispositivos médicos de clase 1 por el Ministerio de Salud Italiano
  • Están certificadas como Producto Ergonómico por el Instituto Alemán de Salud y Ergonomía (IGR)
  • Materiales certificados Oeko Tex Standard 100

Si bien la viscoelástica con la que están fabricadas tiene orificios que facilitan el paso del aire, no se han realizado pruebas en Koala Perfect Head que lo certifiquen como un dispositivo anti-asfixia ya que actualmente no existe una legislación que regule la clasificación de estos dispositivos como tales. 

Por eso, es importante hacer un uso consciente y responsable del dispositivo. Se le puede poner al bebé durante los 6 primeros meses de vida, bajo la supervisión de un adulto (o hasta que el bebé haya aprendido a darse la vuelta por sí mismo).  

Cómo se utiliza Koala Perfect Head 

Coloca siempre al bebé en decúbito supino (lo más seguro en su primer año de vida, tumbado boca arriba), apoyando la cabeza en el centro de la almohada sobre la hendidura. Esta posición permitirá una presión homogénea sobre el cráneo.

Asegúrate siempre de que sus hombros estén fuera de la almohada (de esta manera su columna y cervicales estarán alineados) y que la barbilla no le toque el pecho.

Para mayor seguridad, de 0 a 6 meses  recomendamos que utilicéis la almohada siempre en presencia de un adulto.

El primer consejo que te damos es que te pongas en contacto con su pediatra de inmediato y consultar a un especialista que pueda indicaros el tratamiento más adecuado para el peque.

Con la almohada, lo que podéis hacer es colocar al bebé sobre el lado opuesto al afectado por la plagiocefalia, para que pueda tener el espacio y el tiempo que necesita para volver a su forma.

Koala Perfect Head no bloquea al bebé en una sola posición, por lo que es posible que el bebé se salga del hueco.

Esto no es un problema, ya que la viscoelástica siempre distribuirá la presión correcta sobre una superficie muy grande, reduciendo así las presiones localizadas que causan la plagiocefalia.

Sin embargo, te sugerimos asociar el uso de Koala Perfect Head a hábitos diarios saludables que pueden ayudar muchísimo para contrarrestar la plagiocefalia que puedes encontrar aquí.

Cada bebé es diferente, por lo que no podemos definir el tiempo que se tarda en ver los primeros resultados. Algunas mamás ven resultados después de las primeras semanas, mientras que otras tienen que esperar unos meses.

Las variables son muchas: si se le está tratando la plagiocefalia con un especialista, si seguís las precauciones diarias, si el bebé permanece en dispositivos móviles (como sillita/ portabebés /hamaca) durante mucho tiempo…

Te recordamos que, para una máxima efectividad y resultados visibles en poco tiempo, el uso de la almohada debe estar asociado a un tratamiento y / o a unos hábitos diarios correctos. 

Hay casos en los que la plagiocefalia puede resolverse por sí sola, pero no es algo que suceda siempre.

Lamentablemente, si no se previene o no se interviene cuando la cabeza del bebé aún es moldeable, existe el riesgo de que a medida que las distintas fontanelas craneales crezcan y se cierren, las deformaciones sufridas en los primeros meses también persistan durante el crecimiento del bebé.

Si bien es cierto que en algunos casos la plagiocefalia es un defecto puramente estético, en otros casos podría estar a la base de algunos problemas futuros, como dificultades en el habla, deglución o defectos posturales. En casos severos podría afectar el desarrollo cognitivo y motor.

Por qué hay dos tamaños de almohada y cuáles son los usos más efectivos

Hemos pensado en dos soluciones para proteger la cabeza del bebé en todas las situaciones.

Koala Perfect Head es la solución perfecta que siempre puedes llevar contigo. Su forma compacta, de hecho, la hace apta para todos los soportes móviles (desde el moisés hasta el cochecito) y el hueco central, es perfecto para darle forma a la cabecita en los primeros meses de vida.

En cambio, Koala Perfect Head Maxi está diseñada para siestas en la cama hasta los 3 añitos.

Su tamaño (50 cm) asegura que la cabeza del bebé no se salga de la almohada al moverse y la hace perfecta tanto para el Next To Me como para una cuna común.

Para una máxima seguridad, recomendamos usar ambas almohadas bajo la supervisión de un adulto durante los primeros 6 meses de vida del bebé – o hasta que haya aprendido a darse la vuelta solo.

Puedes utilizar Koala Perfect Head en el cochecito, capazo, moisés, portabebés, hamaca.

Puedes utilizar Koala Perfect Head Maxi en una cuna de colecho como Next To Me (o de colecho) o en una cama común con barrotes.

Koala Perfect Head es una almohada pensada para que la utilicéis sobre soportes móviles, que normalmente son menos espaciosos que la cuna. Esto permite que la almohada ayude al niño a mantener la posición correcta, es decir, la posición supina, permaneciendo en el centro de la hendidura.

Al usar Koala Perfect Head sobre una gran superficie como la de una cuna o una cuna de colecho, notarás cómo el bebé se moverá con facilidad fuera del espacio del cojín, por lo que la versión Maxi es más adecuada.

Ambas almohadas Koala Perfect Head están diseñadas para ser utilizadas desde los primeros meses de vida, siempre que se haga un uso de ellas consciente y responsable, pero cada una de ellas tiene un propósito diferente.

Koala Perfect Head se puede utilizar hasta los 12 meses en soportes móviles o superficies pequeñas, mientras que Koala Perfect Head Maxi se puede utilizar hasta los 36 meses en cuna de colecho o cuna.

Os recordamos que, en ambos casos, hasta los 6 meses (o hasta que el bebé sea capaz de rodar sobre sí mismo de forma independiente) tendréis que utilizar los dispositivos bajo la supervisión de un adulto.

La hendidura tan característica de Koala Perfect Head, permite que la cabecita del bebé se mantenga en la posición correcta, especialmente en aquellas situaciones en las que se encuentra en una posición semi-extendida como en la sillita o en la hamaca.

También es útil para mantener la cabeza del bebé en el centro evitando que se salga continuamente de la almohada en los pequeños soportes.

En cambio, Koala Perfect Head Maxi no tiene una hendidura tan profunda, sino una mucho menos pronunciada en la parte central, que en cambio es más adecuada para todos aquellos dispositivos en los que el bebé esté tumbado boca arriba.

La función de la viscoelástica es la misma en ambas y la presencia o ausencia de la hendidura no afecta la eficacia del producto. Las diferentes formas de almohada se diseñan en función de los soportes en los que se va a utilizar.

Composición de las almohadas y métodos de lavado

Ambas almohadas están hechas de espuma viscoelástica BASF al 100%, un memory foam premium de calidad alemana.

Cada almohada trae dos cómodas fundas, hechas de algodón al 75% con 25% de poliéster. Los materiales que hemos empleado tienen el certificado Oeko TEX.

Las almohadas están libres de cremalleras, botones y piezas de hierro para proteger la seguridad del bebé.

Para sacar la almohada de memory foam de su fundita, solo hay que plegar la almohada, que sale con facilidad por la abertura del lado posterior de la funda.

Os desaconsejamos lavar la espuma viscoelástica, os insistimos en no sumergirla en agua ni meterla en la lavadora. La viscoelástica es un material que, cuando se empapa, pierde su forma original, y como consecuencia, su utilidad.

Sí que se puede lavar de manera superficial con un paño de algodón o de microfibra bien escurrido, y dejándolo secar al aire en posición horizontal, lejos de la luz solar.

Las fundas se pueden meter en la lavadora a 30º. No planchar, no limpiar en seco y no utilizar disolventes o quitamanchas.