FamiliaNiñosProductos de KBC

Koala Silver Spoon: una preciosa cuchara de plata para bebés

Koala Silver Spoon es un objeto con un valor concreto y práctico, pero también sentimental: la elección perfecta, tanto si se la quieres regalar a un bebé para su bautizo, como si la compras con motivo del nacimiento de tu hijo.

cucchiaino svezzamento argento

Es un precioso objeto para regalar a un recién nacido, o simplemente un fiel aliado de la primera papilla, la cucharita de plata para bebés tiene un encanto de antaño combinado con un alma moderna 

Su forma ergonómica y su material hipoalergénico la hacen perfecta para que tu hijo la pueda utilizar cada día, pero también es cierto que siglos y siglos de tradición son el testimonio de que la cucharita de plata se regala para el bautizo de un recién nacido. Koala Silver Spoon es nuestra reinterpretación de este gran clásico, del que queremos contarte todas las propiedades. 

cucchiaio argento svezzamento

La cucharita de bebés, una aliada en el destete 

El período en el que se introducen los primeros alimentos sólidos en la dieta del lactante es un momento fundamental para su crecimiento, tanto físico como psicológico. 

La OMS sugiere empezar a destetar alrededor de los 6 meses de vida: de hecho, a esa edad el sistema digestivo está listo para aceptar alimentos distintos a la leche, y el desarrollo motor permite al bebé masticar y tragar. 

Si decides seguir un método de destete tradicional serás tú quien le ofrezca la papilla al bebé – inicialmente muy cremosa – y puedes hacerlo con una cucharita de plata. Si, por el contrario, prefieres confiar en el destete natural, será él quien manipule tanto la comida como los cubiertos que estén frente a él. En este caso, la cucharita de plata lo acompañará naturalmente a descubrir el mundo de la “comida de los mayores “. 

De hecho, este segundo método se basa en la demostración de interés del niño por la comida. Solo tienes que picárselo todo y hacerlo fácil de masticar, luego él hará el resto con sus manitas y, cuando esté listo, con su cuchara de plata curvada 

A propósito, ¿sabes por qué las cucharas para la primera papilla tienen esta forma tan peculiar? 

¿Por qué elegir una cuchara torcida? 

Piensa por un momento en el movimiento que, como adulto o adulta, haces para llevarte la comida a la boca con la cuchara. No puedes sujetarla como si fuera un martillo: debes mantener su mango apoyado suavemente sobre los dedos, para que la parte cóncava quede horizontal y no deje caer el contenido.  Como ves, ¡incluso explicarlo resulta complicado! 

Ahora imagina a un bebé de unos 6 meses luchando con su primera cucharita de plata: si tuviera la misma forma que la cuchara de adulto, todo sería muy complicado. No sólo por cogerla del mango, sino también el intento de llevar el contenido a la boca sin volcarlo. 

Por ello, la cuchara torcida, demuestra ser una gran aliada para la autonomía del bebé. Tu hijo podrá sostenerla, incluso si su motricidad aún se está desarrollando, la forma ergonómica de la cucharita, le permitirá recoger la comida y luego “dar en el blanco” en la boca con mayor facilidad. 

¿Prefieres empezar dándole tú la comida? Tampoco hay problema, la cuchara de plata torcida facilita la operación, incluso cuando te sientas al lado del niño en lugar de frente a él. 

Regalar una cucharita de plata para el bautizo: una tradición centenaria 

Al comprender el motivo de su forma curva, surge inmediatamente otra pregunta: ¿por qué estas cucharas están hechas de plata? Una de las razones proviene del pasado. 

Desde la Edad Media, la plata se ha considerado un material que trae suerte, con propiedades casi mágicas. ¡Incluso se creía que ahuyentaba a los espíritus malignos! A lo largo de los siglos, este metal ha adquirido un aura de prestigio 

En el Renacimiento, de hecho, los nobles solían llevar consigo una cuchara de plata personal para lucirse durante los banquetes. Con el tiempo, también se adoptó la misma práctica para los más pequeños, sobre todo por motivos de higiene, pero también para desearles que siempre tuvieran el plato de comida lleno. 

Precisamente así nació la tradición de regalar una cuchara de plata para el bautizo o como regalo de nacimiento.  

De hecho, es un objeto preciado, que perdura en el tiempo y que trae suerte al recién llegado. No en vano, en los países del norte se dice “Born with a silver spoon in one’s mouth“, que quiere decir que el bebé “Nace con una cuchara de plata en la boca”: un poco, el equivalente a nuestro “Nacido entre sábanas de seda”.  

Koala Silver Spoon: todas las propiedades de nuestra cucharita de plata 

Koala Silver Spoon es una cucharita de plata ideal tanto como amuleto de la suerte para regalar en el bautizo del bebé como como cubertería útil a padres e hijos durante el destete.  

Su forma curvada la hace ergonómica y permite que usarla sea más fácil para el peque, acompañándolo en el camino hacia la independencia. Incluso mamá y papá podrán darle de comer sin esfuerzo, sentados a su lado, ¡para un destete sereno y lleno de sabor! 

Sin embargo, la característica principal de Koala Silver Spoon es el material del que está hecho: plata pura, un metal rico en propiedades únicas. 

  • es antibacteriano, por lo que protege al bebé de posibles infecciones bucales; 
  • es resistente y se puede lavar en el lavavajillas sin que se alteren sus cualidades; 
  • tiene propiedades desinfectantes por lo que no será un problema si, cuando quizás estás fuera de casa, lo limpias solo enjuagándolo con agua tibia; 
  • no contiene níquel ni otras sustancias nocivas, por lo que no causa alergias de contacto en el recién nacido; 
  • no desprende malos sabores: tu bebé podrá comer su primera papilla en paz, disfrutando de cada bocado.

Todo esto, por no hablar del significado simbólico y auspicioso que la cuchara de plata ha tenido durante siglos.  

Koala Silver Spoon es un objeto con un valor concreto y práctico, pero también sentimental: la elección perfecta, tanto si se la quieres regalar a un bebé para su bautizo, como si la compras con motivo del nacimiento de tu hijo. La cuchara de plata es sin duda un regalo precioso, que lo acompañará en su crecimiento y que podrá guardarse como recuerdo incluso una vez que sea adulto. 

Ve al artículo siguiente