Niños

La motricidad fina: ¿qué es y cómo favorecer su desarrollo?

Desarrollar la motricidad fina de un niño significa aprender a realizar todas las acciones necesarias que sirven en el día a día. Por eso, es muy importante estimularla mediante actividades y juegos sencillos.

La motricidad fina: ¿qué es y cómo favorecer su desarrollo?

Desarrollar la motricidad fina de un niño significa aprender a realizar todas las acciones necesarias que sirven en el día a día. Por esoes muy importante estimularla mediante actividades y juegos sencillos.

La motricidad fina es la responsable de muchas actividades cotidianas de nuestra vida, como, por ejemplo, vestirnos, lavarnos los dientes, comer o escribir.   

 

Por eso, es importante estimularla desde que nuestros hijos son pequeños, porque es un componente fundamental para su desarrollo motor y cognitivo.   

 

¿Cómo? ¡Con un montón de actividades y juegos divertidos para hacer con las manos!  

 

En los últimos años, ha incrementado el número de niños que empiezan el colegio sin saber coger bien un lápiz, esto se debe al uso de los Smartphones y de los juegos de pantalla táctil, que están sustituyendo muchos juegos manuales que son muy importantes para el crecimiento del niño en esta etapa, como los lápices de colores, la pasta de sal, los juegos de engranaje… estos son algunos de los que no nos tenemos que olvidar. 

 

Sigue leyendo para descubrir ideas divertidas para hacer con los más peques de la casa. 

¿Qué es la motricidad fina?  

La motricidad fina es el control y la coordinación de los pequeños movimientos de las manos, pies, músculos de la cara y de la boca.   

 

En realidad, cuando hablamos de motricidad fina, nos referimos a la capacidad de realizar movimientos más complejos con las manos.  

 

Un buen dominio de la motricidad fina es fundamental para el desarrollo del niño, ya que no sólo aporta beneficios relacionados con el movimiento y con las actividades prácticas, sino que también contribuye a aumentar las capacidades cognitivas.  

 

Desarrollando la motricidad fina, el niño obtiene numerosos beneficios: 

 

  •  Mejorar el control del propio cuerpo. 
  • Aumentar la coordinación óculo manual que utilizamos cuando copiamos una imagen o una frase. 
  • Se le prepara para actividades más complejas, como la escritura. 
  • Desarrolla la relación causa-efecto: a través del control y la coordinación de los movimientos, comprende qué patrones motores conducen a un resultado determinado.  
  • Más autonomía, aprende a comer, a lavarse, a vestirse…
  • Aumenta la creatividad
  • Mejora la capacidad de resolver problemas, se le estimula a buscar alternativas correctas a los movimientos incorrectos repetidos.  

 

La motricidad fina se aprende gradualmente desde las primeras semanas de vida del niño.

Para desarrollarla de forma correcta, es bueno estimular al niño con diversas actividades, sencillas y naturales para él.

Veamos cuáles son. 

¿Qué actividades mejoran la motricidad fina?  

Durante su primer año, el niño aprende a coger objetos.

Alrededor de los 15 meses, disfruta lanzándolos y viendo cómo se mueven, y a partir de los 18 meses, se convierten en artistas empiezan a coger colores y a dibujar, o, mejor dicho, a hacer garabatos. 

 

A partir de los 3 años, empiezan a realizar movimientos más complejos, hacen formas con plastilina, utilizan las tijeras, el punzón, dibujan y colorean. 

 

Las actividades que requieren y desarrollan la motricidad fina son parte de su día a día: colorear con pinturas, juegos de construcción, puzzles, meter los juguetes dentro de un recipiente, mantener correctamente la cuchara y el tenedor…  

Juegos para estimular la destreza manual

Si querías saber qué juegos estimulan la motricidad fina, ¡estas en el lugar adecuado!  

 

Hoy nos centramos en actividades adecuadas para niños de uno a tres años, pero también encontrarás algunos juegos adecuados para niños un poco más mayores. 

 

  • Juegos de encajar piezas, de estos juegos existen una multitud, el de apilar las anillas de diferentes formas y colores, el rompecabezas, el de encajar las formas… 

 

  • Los puzles aptos a su edad, que sean de diferentes formas, texturas, colores y diseños. 

 

  • Juegos magnéticos cómo las pizarras para dibujar, el típico de la pesca, las construcciones… generalmente estos juegos son recomendables a partir de los 3 años, pero de todas formas puedes ver la edad en el embalaje. 

 

  • Juguetes de juego abierto son aquellos que no tiene reglas establecidas o instrucciones de uso, han sido creados con el enfoque de desarrollar las habilidades del niño y ver lo que es capaz de hacer con el juguete. 

 

  • Juegos de construcción, siempre adpatos a su edad con piezas más grandes, ligeras y de diferentes colores para que lo puedan hacer ellos mismos y a su vez no sea un peligro. 

 

  • Plastilina, a los más peques les encanta jugar con las manos. Jugar con la plastilina favorece la concentración y la creatividad, así el peque aprende a diferenciar colores y distinguir las proporciones. Fíjate bien en la plastilina que compras, asegúrate de que los materiales con las que está hecha no sean tóxicos, también la puedes crear tú con agua, harina y un poquito de colorante alimentario. 

 

  • Colorear, para esta actividad no hay una edad establecida desde que son pequeños, los niños pueden coger un rotulador y empezar hacer garabatos, eso sí, mantén los tapones alejados de su alcance. 

 

  • Juegos con piedras, las piedras llaman muchas veces la atención de los niños por sus formas curiosas, colores y tamaño, una manera de jugar con ellas es colorearlas y crear juegos, como, por ejemplo, el dominó, las tres en ralla, pintarlas y crear una historia… es una forma entretenida y divertida de fomentar la imaginación. 

Manualidades para estimular la motricidad fina

Hay muchas manualidades que pueden entrenar la motricidad fina de tu bebé.

Muchas de ellas pueden hacerse con objetos que tenemos en casa

Éstas suelen ser las más divertidas y entretenidas, tanto para niños como para papis.  

El juego de verter y llenar recipientes 

Verter de un recipiente a otro, luego de éste a otro, luego de nuevo al recipiente original y así sucesivamente.

Es un juego divertido y entretenido para los niños pequeños.   

 

Puedes utilizar agua, que puedes verter con embudos, cacitos, cucharas, vasos de agua… 

Es una actividad maravillosa y estupenda para hacer en verano y al aire libre, porque seguramente el peque se empapará. 

 

También la puedes hacer con objetos solidos como sus juguetes, con libros… 

giochi per stimolare motricità fine

“¡A pescar!”  

Otro juego divertido y muy fácil de hacer es meter objetos en un recipiente, como, por ejemplo, corchos. 

El niño tendrá que cogerlos uno a uno con unas pinzas de cocina (las que se usan para dar la vuelta a la carne). 

 Seguramente, se canse y se aburra antes de hacerlo, pero mientras tanto habrá entrenado su motricidad manual… 

giochi fai da te

Diseñar o Crear 

Dibujar con papel y pinturas de colores es una actividad importante para el niño, pero también es bueno dejarle trastear con las manos y crear figuras con pasta de sal ¡es una actividad divertida que podréis hacer juntos que entretiene mucho a los niños!  

 

La pasta de sal la puedes comprar ya hecha o hacerla en casa con harina, agua y colorante alimentario. 

Podréis crear infinitas cosas y fomentar la creatividad de los más pequeños, además los diseños se pueden decorar con legumbres, semillas…  

 

Por ejemplo, un circulo puede ser una tarta, un sol o una cara.

Pero con las legumbres podemos darle otra perspectiva por ejemplo si las ponemos dentro podemos dibujar una boca, unos ojos o una nariz. 

¡Vía libre a la imaginación! 

giochi fai da te per motricità fine

¿Pinzas o cocodrilos?  

Una de las mejores cosas que tienen los niños es la imaginación, todos los objetos cobran vida y se convierten en criaturas increíbles.  

 

Para realizar este ejercicio, el material que necesitamos son pinzas (ya sean de la ropa o del pelo) de diferentes formas y tamaños, varios tipos de pasta como los macarrones, los espirales y las mariposas. 

 

Las pinzas serán los cocodrilos, y tendrán que abrirse y cerrarse como una boca para intentar coger la pasta.

El truco del juego es que el “cocodrilo” mueva la pasta de sitio, enséñale como se abren las pinzas para que lo haga él y así desarrollar los músculos de la mano, especialmente (el pulgar y el índice).   

 

* Fuente: Dott.ssa Manuela Salierno, neoped.it 

¡Manos en la masa! 

 A los niños les encanta hacer manualidades.

Por eso, hemos pensado en facilitar una receta para que puedas crear una masa de modelar blandita y colorida con unos sencillos pasos.  

 

¿Qué necesitas? 

 

  • 150 ml de cola líquida  
  • Una cucharadita de bicarbonato de sodio  
  • 300 ml de espuma de afeitar  
  • Una cucharadita de colirio (es importante que los ingredientes incluyan ácido bórico y borato de sodio, que reaccionan con la espuma de afeitar)  
  • Colorante alimentario de colores  

 

Recomendamos que la masa la prepares tú, y se las des al niño para jugar cuando esté lista.

Divídela en recipientes tantos como colores del colorante hayas elegido, podrás mezclarlos todos juntos y empezar a crear. 

Esta masa endurece pasadas las 24 horas. 

 

* Fuente: thebestideasforkids.com 

giochi fai da te per bambini

Como habrás leído, ayudar a tu hijo a desarrollar la motricidad fina no es complicado.   

 

Hay muchos juguetes en el mercado que son perfectos para este propósito, así cuando tengas tiempo libre que pasar juntos, podéis divertiros de una forma creativa utilizando los materiales que encontréis en casa. 

¡Serán momentos únicos! 

Ve al artículo siguiente