EmbarazoMaternidad

¿Manos y pies hinchados durante el embarazo? ¿Por qué sucede y como liberarse?

¿Manos y pies hinchados durante el embarazo? ¡Descubre las causas de esta molestia, pero sobre todo descubre los trucos para decirle adiós para siempre!

donna al nono mese di gravidanza

Una de las cosas más comunes durante el embarazo son las manos y los pies hinchados. Es verdad que los nueve meses son un período mágico lleno de nuevas sensaciones que se alternan mientras esperas la llegada del bebé. La mayoría son agradables, pero algunas pueden resultar molestas como por ejemplo el hinchazón tanto de las manos como de los pies.

Artikel von Koala Babycare

Generalmente no es nada preocupante, pero seguramente no te sientes cómoda. Por eso hemos pensado en compartir algunos remedios simples, que los puedes poner en práctica de inmediato. En primer lugar trataremos de entender por qué este fenómeno es tan frecuente y cuándo debe sonar la alarma y comenzar a preocuparnos.

¿Por qué las manos y los pies se hinchan?

El hinchazón tanto de las manos y los pies, es conocido técnicamente como edema, se debe a la retención de líquidos en los tejidos corporales.

Los factores que hacen que sus manos y pies se hinchen son de varios tipos:

  • Hormonales

El estrógeno, la progesterona y otras hormonas, producen más cantidades durante el embarazo. Su objetivo es preparar el cuerpo para el parto, haciendo que los tejidos sean más suaves y las articulaciones más elásticas. ¿Cómo lo logran? Haciéndoles perder líquidos que tienden a acumularse incluso donde no son necesarios… como por ejemplo las extremidades.

  • Bioquímicos

A medida que avanza la gestación, el componente líquido de la sangre (plasma), aumenta en comparación con el componente proteico.

  • Vasculares

Los vasos sanguíneos se dilatan y se vuelven más permeables: ademas de ocupar mucho más espacio, facilitan el paso de los líquidos mencionados anteriormente de la sangre a los tejidos circundantes.

  • Mecánicos

El peso del útero aumenta con el crecimiento del feto (o de los fetos si tiene un embarazo múltiple), hasta aplastar las venas y dificultar el flujo de la sangre desde las extremidades hasta el corazón.

Todo esto conlleva al hinchazón de las manos y pies , especialmente en el último trimestre del embarazo, y en particular si coincide con el verano: el calor, dilata los vasos aún más y empeora la circulación sanguínea.

Pies hinchados durante el embarazo ¿Cuándo preocuparse?

Como podrás intuir en relación con lo que ya has leído, el edema durante el embarazo es un fenómeno normal, molesto pero no preocupante, que se resuelve de manera espontánea después del parto.

En casos extremos, los pies hinchados pueden ser un síntoma de gestosis, también conocido como preeclampsia, una condición peligrosa tanto para la madre como para el feto. Si además del hinchazón nota la presencia de uno o más de estos fenómenos, te recomendamos contactar a tu médico:

  • Aumento repentino del edema
  • Hinchazón de la cara y el cuello
  • Dolor de cabeza, mareos, visión borrosa, temblores, zumbido en los oídos, dolor abdominal, vómitos.
  • Presencia de proteínas en la orina.
  • Presión arterial por encima de los valores máximos (140/90mmHg).

En particular, los dos últimos son síntomas de un embarazo con gestosis. Es un estado poco frecuente que si se trata con tiempo, puede resolverse sin complicaciones adicionales.

Pies hinchados durante el embarazo,  remedios caseros.

¿Cómo se puede prevenir o frenar el problema del hinchazón en los pies y las manos durante el embarazo?Afortunadamente existen remedios simples y efectivos, comparto 15 ideas para poner en práctica.

  1. Reduce el consumo de sodio, simplemente usando menos sal en las comidas.
  2. Aumenta el nivel de potasio a través de integradores y dieta, plátanos, espinacas, otras verduras de hoja verde, legumbres, yogur y salmón.
  3. Evita estar de pie mucho tiempo, si estás obligado a hacer esto, haz un descanso de vez en cuando para descansar las piernas.
  4. Haz ejercicios para mejorar la circulación sanguínea, como por ejemplo: estando con las piernas juntas y estiradas realiza una flexión y extensión de ambos pies, llevando las puntas hacia delante y hacia atrás. Otro ejercicio seria trazar círculos con los pies para activar la circulación y repetirlos varias veces al día.
  5. Usa zapatos adecuados para los pies hinchados durante el embarazo; deben ser cómodos, con una suela grande, sin cordones, tal vez una talla más de lo que usas habitualmente.
  6. La ropa debe ser cómoda, sin un elástico demasiado apretado especialmente en las muñecas, cintura y tobillos.
  7. Descansa al menos una hora al día con las piernas estiradas y los pies levantados por encima de las caderas; Puedes optar por una buena posición ayudándote con una almohada para el embarazo y la lactancia.
  8. Al sentarte no cruces las piernas.
  9. Realiza algo de ejercicio todos los días: una caminata de media hora es suficiente para iniciar la circulación sanguínea.
  10. En verano evita estar al sol en las horas mas calurosas del día, refresca tus piernas varias veces con agua fría para activar la circulación.
  11. Usa medias de comprensión relajantes para facilitar el retorno del flujo sanguíneo.
  12. Realiza un masaje diario en los pies, piernas e incluso en las manos, si sientes que están hinchadas, otra opción seria pedir a un profesional que le realice un masaje drenante linfático.
  13. Cuando sientas los pies demasiado hinchados, haz un baño con agua tibia y sal gruesa que tiene un efecto ligeramente drenante.
  14. Bebe al menos 2 litros de agua al día, mantenerte hidratada promueve la enuresis y contrarresta la retención de líquidos.
  15. No uses medicamentos diuréticos, ya que producen deshidratación, por la misma razón, evita beber demasiadocafé (ya que tampoco es bueno para el feto).

Como hemos dicho, el hinchazón tanto en las manos como en los pies es un problema común y casi fisiológico en el embarazo. Por esta razón no se puede prevenir por completo. Pero lo que si que se puede hacer es  reducir la retención de líquidos, antes de que cause molestias importantes, así que debemos cuidar la alimentación. Trata de comer alimentos saludables, bajos en sal y ricos en vitaminas; debe alimentarse correctamente para tener un control del aumento de peso.

Si pone en practica nuestros consejos, el hinchazón del embarazo tan solo será una molestia pasajera que apenas notará. Todo pasará cuando llegue el bebé, lo que te permitirá disfrutar cada minuto la nueva vida como madre.

Ve al artículo siguiente