Los amigos de Koala Babycare

El Proyecto Piccoli Ospiti “Pequeños huéspedes”: una ayuda concreta para mujeres y niños

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Koala Babycare ha decidido apoyar a la Fundación Pangea Onlus (Fondazione Pangea Onlus) en su proyecto Piccoli Ospiti, en apoyo a todos aquellos niños que, especialmente en el último año de pandemia, se han encontrado viviendo, junto a sus madres, en condiciones de violencia.

pangea_piccoliospiti

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Koala Babycare ha decidido apoyar a la Fundación Pangea Onlus (Fondazione Pangea Onlus) en su proyecto Piccoli Ospiti, en apoyo a todos aquellos niños que, especialmente en el último año de pandemia, se han encontrado viviendo, junto a sus madres, en condiciones de violencia 

Por cada compra realizada del 5 al 8 de marzo, Koala Babycare donará el 25% de la cantidad gastada en apoyo al proyecto Piccoli Ospiti de la Fundación Pangea Onlus. 

La Fundación Pangea Onlus 

La Fundación Pangea Onlus, lleva desde el 2002 involucrándose en la promoción del desarrollo económico y social de mujeres víctimas de violencia, discriminación y pobreza, e implementando proyectos de educación, formación profesional y microfinanzas.  

A partir del 2008, la Fundación Pangea Onlus aumenta su presencia en el territorio italiano, apoyando a mujeres y niños víctimas de violencia doméstica con programas de escucha, acogida y guía hacia el camino para salir de la violencia. 

pangea_piccoliospiti

El proyecto Piccoli Ospiti 

El proyecto Piccoli Ospiti, “Pequeños Huéspedes” en español, se creó para hacer frente a la emergencia de violencia doméstica, de la que los menores suelen ser testigos involuntarios, comprometiéndose en la recuperación del trauma que han sufrido a través de un programa de acogida y apoyo. 

Gracias a las actividades de apoyo psicológico y a los talleres pedagógicos y lúdicos, la Fundación Pangea Onlus intenta recuperar la relación entre madre e hijo y superar juntos, en un entorno seguro y alejado de la violencia, el trauma que han vivido para restablecer una relación tranquila, y equilibrada para el futuro de las víctimas. 

Durante la emergencia de Covid-19, muchas mujeres y niños tuvieron que quedarse en casa con sus maridos, compañeros y padres, en este caso violentos, aumentando así el peligro de episodios de drama y de violencia. 

La Fundación Pangea Onlus ayudó a estas mujeres a encontrar la luz en medio del trauma, gracias a las líneas de ayuda contra la violencia online, que ya lleva activa algún tiempo, y donde las solicitudes de ayuda han aumentado dramáticamente durante el último año.  

Todavía son muchos los menores que a diario son testigos de episodios de violencia contra sus madres, y asociaciones como la Fondazione les ayudan a reescribir su historia y a afrontar el futuro con tranquilidad y consciencia.   

Violencia doméstica: transmisión intergeneracional 

En Italia se estima que hay alrededor de 800.000 menores que han sido testigos de la violencia del padre contra la madre, haciendo que los niños se sintieran inseguros, culpables, que desconfiaran de los adultos hasta el punto de recrear el comportamiento agresivo, y emulando lo que vivieron durante el transcurso de sus vidas 

Los niños que experimentan o presencian violencia en el hogar durante su niñez y adolescencia, tienen más probabilidades de convertirse ellos mismos en perpetradores de violencia contra sus propias parejas y también con sus hijos, al haber sido víctimas de ello en primer lugar.   

De hecho, de los datos podemos ver que los hombres aprenden a actuar con violencia (en el 21,9% de los casos – encuesta Istat 2014) y las mujeres a tolerarla más fácilmente (en el 64% de los casos son víctimas – encuesta Istat 2014). [Fuente Istat] 

Emergencia Covid-19: algunos datos 

A falta de un estudio estadístico actualizado, analizando los datos de las llamadas al servicio público número 1522 contra la violencia contra la mujer y contra el acoso, podemos decir que durante la Pandemia Covid-19 (en el período comprendido entre marzo y octubre de 2020), el número de llamadas de emergencia creció un + 71,7% respecto al mismo período del año anterior, pasando de 13.424 avisos a 23.071. 

Entre los motivos que llevan a acudir al número de ayuda pública, destacan las “solicitudes de ayuda por parte de las víctimas” y las “denuncias por casos de violencia”, que aumentaron un +107% respecto al año anterior. [Fuente Istat] 

Rompamos la cadena de la violencia, escuchemos a las mujeres, protejamos a los niños, eduquemos a los hombres, y por supuesto, apoyemos a la Fondazione Pangea Onlus.

pangea onlus

Ve al artículo siguiente