El medico dice

Disfunciones del suelo pélvico postparto

Una vez que has tenido al bebé, te preguntas si: ¿puedes volver a hacer deporte? ¿Es normal que mi abdomen esté bajo e hinchado? ¿Por qué siento un bulto en la vagina cuando llevo peso? Alba Romero, fisioterapeuta en la Clínica Bienestar Navia, responde a nuestras preguntas.

Disfunciones del suelo pélvico postparto

Durante el embarazo, nos hacen mil controles, visitas con periodicidad, analíticas, pero una vez tenemos a nuestro bebé… ¿qué pasa? ¿qué seguimiento tenemos nosotras tras el parto ya sea por vía vaginal como cesárea? 

bienestar_navia

Y tras esa primera visita ginecológica una vez pasada la cuarentena… todo está bien, todo sigue su proceso y podemos hacer vida normal como antes, pero… ¿qué es vida normal? ¿puedo hacer deporte? ¿es normal que se me escapen gotitas después de hacer algún esfuerzo? ¿es normal que, al cargar peso, note como un bulto en la vagina? ¿es normal que mi abdomen esté bajo, abultado y separado? ¿es normal que me moleste tener relaciones sexuales?  

 

Y miles de preguntas más que nos surgen, con lo que, esa visita ginecológica, se nos hace corta.  

El suelo pélvico y los diferentes tipos de parto

Se sabe que, tras el parto vaginal, los tejidos y nervios pertenecientes al suelo pélvico se distienden y sufren cambios que nos afectaran en el postparto, probabilidad que aumentará considerablemente si es un parto instrumentado y/o con episiotomías y/o desgarros perineales.  

 

Por otro lado, está la cesárea, donde se dice o se cree que el suelo pélvico no se lesiona tanto. Sin embargo, se han realizado diferentes estudios que demuestran que el grado de padecer disfunciones de suelo pélvico, como podría ser la incontinencia urinaria, es similar entre parto vaginal y cesárea, ya que la cavidad abdominal es una estructura directamente relacionada con nuestro suelo pélvico.

 

Éste, ha tenido que soportar durante todo el embarazo, indistintamente de cómo haya sido el parto, el peso tanto del bebé como de nuestras vísceras pélvicas además de múltiples cambios posturales y hormonales, con lo que se ve debilitado en el postparto.  

¿Cuáles son los mayores factores de riesgo para padecer disfunciones de suelo pélvico?

Hay que tener en cuenta qué factores de riesgo son los más comunes para padecer disfunciones de suelo pélvico posterior al parto: 

 

  • Edad 
  • Cambios hormonales 
  • Embarazo y parto, aumentando el riesgo si ha sido instrumentalizado  
  • Cicatrices obstétricas como desgarros perineales, episiotomías y cesáreas 
  • Paridad (números de parto) 
  • Obesidad 
  • Estreñimiento 
  • Tos crónica 
  • Tabaquismo 
  • Algunas actividades deportivas como correr, levantar peso, abdominales tradicionales… 
  • Determinada medicación 

Cómo prevenir la disfunción de suelo pélvico

Conocer estos factores de riesgo, valorar la musculatura del suelo pélvico, tomar conciencia de ésta, conocer ejercicios específicos para trabajar la zona durante el embarazo, etcnos ayuda, por un lado, a prevenir o minimizar posibles lesiones de suelo pélvico posterior al parto, o, si ya padecemos algún tipo de disfunción, trabajarla y mejorar nuestra calidad de vida 

¿Qué disfunciones de suelo pélvico son las más comunes en el postparto

  • Incontinencia Urinaria (IUE + IUU + IUM)  

Incontinencia urinaria de esfuerzo (tos, estornudos, reír, saltar, correr…) 

Incontinencia urinaria de urgencia (ganas repentinas e imperiosas de ir al baño con la imposibilidad de llegar) 

Incontinencia urinaria mixta (es la suma de los dos tipos anteriores) 

 

  • Urgencia Miccional (sensación repentina e imperiosa de tener ganas de ir al baño y posibilidad de llegar sin tener pérdida urinaria) 

 

  • Incontinencia Fecal y/o Gases 

  

  • Aires Vaginales (al realizar algún movimiento es muy habitual notar aire a nivel vaginal ya que habrá menor tono muscular) 

 

  • Sexualidad: Dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales ya sea en el inicio/entrada de la vagina como al final como si hubiese un “tope”, posiblemente debido a un exceso de tono o contractura en nuestra musculatura perineal) + Hiposensibilidad 

 

  • Prolapsos (descenso de diferentes órganos pélvicos; vejiga, útero, recto, intestino delgado…) 

 

  • Diástasis Abdominal 

 

  • Dolor Cicatricial (EPISIOTOMÍA + CESÁREA) 

 

  • Dolor Articular (CÓCCIX, LUMBAR, PUBIS…) 

 

  • Síndrome del Nervio Pudendo 

¿Cuándo realizar la valoración postparto?

Una vez pasada la cuarentena o incluso antes, sería vital realizarnos una valoración de suelo pélvico con un fisioterapeuta especialista para ver el estado tanto de nuestra zona perineal, nuestra faja abdominal, postura y coordinación entre las diferentes estructuras afectadas en el embarazo y parto.  

¿Qué tratamientos podemos utilizar para la recuperación postparto?

La recuperación postparto debe ser individualizada y personalizada para cada persona, con lo que el tratamiento variará.

 

También se debe tener en cuenta si se está dando lactancia materna exclusiva y si hemos tenido a nuestro bebé vía vaginal o cesárea, ya que las progresiones de los ejercicios variarán.  

 

Entre algunas de las técnicas/ejercicios que podemos utilizar; 

 

  • Ejercicios de concienciación/propiocepción perineal 
  • Contracciones perineales o los más conocidos Keggel; se utilizan cuando hay poca fuerza y resistencia voluntaria de la musculatura del suelo pélvico. No son aptos para todas.  
  • Electroestimulación perineal 
  • Biofeedback positivo o negativo; positivo para mejorar la fuerza de contracción voluntaria y negativo cuando tenemos que aprender a relajar ya que la musculatura está muy tensa. 
  • Terapia manual intracavitaria (masaje perineal, técnicas de inhibición de PGM perineal, etc.) y/o extracavitaria  
  • Reeducación de hábitos miccionales, hídricos, defecatorios y posturales 
  • Técnica de balones anales y/o vaginales 
  • Ejercicios de reeducación postural  
  • Gimnasia abdominal hipopresiva 
  • Tronco propioceptivo o método 5p 
  • Ejercicios respiratorios con winner Flow para mejorar activación de la faja abdominal profunda 
  • Neuromodulación del tibial posterior 
  • Dispositivos intracavitarios; bolas chinas, conos vaginales, vibrador… 
  • Diatermia profunda 
  • Tratamiento con ventosas en cicatrices 
  • Tratamiento manual de pilares diafragmáticos  
  • Etc.  

 

En muchas ocasiones, las mujeres tomamos conciencia del suelo pélvico y de su importancia en nuestro bienestar una vez el tejido ya está lesionado y sufrimos problemas.

 

Lo ideal sería tener una buena preparación al parto guiada por profesionales, como matronas, fisioterapeutas y ginecólogas y, promover la prevención de todas estas disfunciones que pueden ocurrir inmediatamente después del parto o tiempo después.  

Ve al artículo siguiente