El medico diceMaternidadRecién nacidos

Cuidados del Recién Nacido

En el articulo de hoy, escrito por Belén Jiménez, Matrona y Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología y en Salud Mental, profundizaremos en los cuidados que el bebé necesita nada más llegar al mundo.

recien nacido

En el articulo de hoy, escrito por Belén Jiménez, Matrona y Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología y en Salud Mental, profundizaremos en los cuidados que el bebé necesita nada más llegar al mundo.

Si eres una mami primeriza, seguramente te estarás preguntado ¿Qué es lo primero que le harán al bebé nada más nacer? ¿Cómo reconocerán a la mamá y a su bebé? ¿Cómo de importante es el contacto piel con piel?

En el artículo de hoy, intentamos resolverte estas dudas junto a Belén y explicaremos qué cuidados necesita el recien nacido nada más llegar al mundo, toda esta información está recogida en una guía práctica publicada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

 

“Entre estos cuidados, destaca como prioritario el contacto físico con la madre, también conocido como piel con piel, acompañado de una serie de pruebas físicas y de identificación. Estas pruebas nos facilitan información sobre el estado del recién nacido, y las medidas que debemos adoptar para su evolución y su desarrollo.

 

Durante la estancia hospitalaria, al recién nacido le realizan una serie de pruebas de las que os vamos a hablar a continuación basadas en las recomendaciones de la guía de práctica clínica de atención en el embarazo y puerperio (GPC). Esta guía ha sido publicada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en 2014 y supone un referente para los profesionales en la atención sanitaria.

Esta herramienta señala que el puerperio hospitalario inmediato debe fomentar el vínculo de la madre y el bebé, con la participación del padre en el proceso. Debe evitarse la realización rutinaria de pruebas o procedimientos en aquellas mujeres en las que no se identifiquen signos de alarma (Berens, 2011).

Por ello, en todas las intervenciones que se realicen se respetará, en la medida de lo posible, que el bebé permanezca con la madre y tan solo se le realizaran las pruebas imprescindibles.

La Exploración Física

 

La GPC recomienda realizar una sola exploración física durante las primeras 24 horas de vida del bebé, con el fin de identificar complicaciones que puedan requerir cuidados especializados. Esta prueba puede ser realizada por pediatras o matronas, en este caso deben estar adecuadamente preparadas, por eso, la mami no se debe de preocupar, ya que la matrona que esté a cargo sabrá en todo momento si el bebé está bien o precisa de una valoración por parte del pediatra.

Es tan importante detectar la patología, como que el recién nacido permanezca con la madre en contacto piel con piel, por ello se intentan minimizar las intervenciones en la medida de lo posible y se suelen realizar pasadas las dos primeras horas después del nacimiento.

La Identificación

 

Es de vital importancia la identificación correcta del recién nacido, desde el momento en el que se corta el cordón umbilical. Generalmente, la identificación consta de dos pulseras, una para la madre y otra para el hijo, donde se refleja el nombre y los dos apellidos del recién nacido o de la madre, dependiendo del hospital. También se escribe en la pulsera la fecha de nacimiento y la historia clínica del bebé o de la madre.

 

  • El Codificador Neonatal consiste en una pieza de cinco fragmentos con un código de barras y numérico idéntico, exclusivo para cada nacimiento. Los dos primeros fragmentos se adhieren a la documentación clínica y la documentación civil. El tercer fragmento se une a la pulsera del bebé, el cuarto a la de la madre y el último a la pinza del cordón umbilical del recién nacido. De esta forma, se relacionan bajo un único número de registro con los elementos mencionados, minimizando así el riesgo de error. En algunos hospitales las pulseras salen impresas al abrir la historia del recién nacido y no se utiliza se utiliza el método anterior.

 

  • La Huella genética: ADN. Se realiza con una gota de sangre procedente del cordón umbilical que se deposita en un papel de filtro adhesivo rotulado, que se recubre y sella con un adhesivo transparente, emparejado a una gota de sangre de la madre. Ambos se colocan en el historial sustituyendo a la huella plantar.

El Cuidado del cordón umbilical

 

La GPC recomienda la limpieza del cordón umbilical con agua y jabón, secado posterior y cobertura con gasas limpias que deben cambiarse frecuentemente, con el cambio del pañal tras deposiciones o micciones del bebé, con la finalidad de mantener el cordón seco y limpio. Este cuidado del cordón umbilical se debe realizar hasta su caída, siguiendo las medidas de asepsia y el previo lavado de manos. Te recomendamos iniciar estos cuidados exclusivamente en el momento que acabe el contacto piel con piel.

El cordón umbilical normalmente se suele caer entre el 5º y el 12º día si es un parto natural y entre 12-15º día si se nace por cesárea. Se puede caer antes o después, pero si tarda más de 25 días, aconsejamos consultarlo con el pediatra de confianza.

La Profilaxis hemorrágica con vitamina K

 

Tras el nacimiento, a los bebés se les administrará una inyección de vitamina K con el fin de prevenir un episodio hemorrágico provocado por el déficit de esta vitamina. La alternativa en el caso de que los padres no acepten la administración intramuscular de vitamina K, es la administración de una dosis oral al nacimiento, seguido de una dosis semanal hasta la 12ª semana de vida, en caso de lactancia materna.

La Profilaxis de conjuntivitis neonatal

 

Tras el parto se aplicará un antibiótico tópico en el bebé para reducir el riesgo de conjuntivitis neonatal.

El Contacto piel con piel

 

El contacto piel con piel consiste en colocar al recién nacido en el momento su nacimiento, ya sea por cesarea o por parto natural, sobre el abdomen o el pecho de la madre para mantener un contacto íntimo. Se ha comprobado que tiene multiples beneficios para ambos ya que favorece el  desarrollo neurológico, psicológico y sobretodo emocional, porque que se crea un vínculo irrompible.

Normalmente durante las dos primeras horas de vida el contacto piel con piel viene supervisado por un profesional sanitario con el fin de identificar complicaciones si las hay, durante este tiempo se valorará también el estado de la mamá y se hará una pequeña introducción a la lactancia y al agarre.

 

Confiamos en que Belén haya resulto las dudas o miedos que tengas sobre el nacimiento y los cuidados necesarios. Podemos decir que tanto el contacto físico con la madre como la realización de pruebas nos permite comprobar el estado físico y prevenir posibles problemas en los recién nacidos, ambos son fundamentales para una buena evolución y desarrollo del bebé.

Ve al artículo siguiente